Mucho reto para este embrión

  • El Marbella perdonó el 0-1 y se desmoronó tras encajar el primero al borde del descanso

Hasta el minuto 41, los de Pablo Alfaro estaban aguantando bien a uno de los equipos más potentes de la categoría. El duelo estaba siendo de poder a poder, con un Cádiz más protagonista y un Marbella respondón. Fue entonces cuando Diego Segura rescató una pena máxima de la nada. Verdú fue presto a poner por delante a los costasoleños, pero esta vez el flamante fichaje blanquillo se topó con una gran intervención de Aulestia. El mazazo de desperdiciar una gran oportunidad para ponerse por delante en el Ramón de Carranza vino acompañado del zapatazo de Óscar Rubio que colocó el 1-0 camino de los vestuarios.

Dos derechazos directos a la moral de un equipo en construcción, que evidenció sus costuras cuando los locales apretaron el acelerador en la segunda mitad y que acabó encajando una manita de goles, tan excesiva como merecida por el desmoronamiento general tras el 2-0.

No sentó nada bien al plantrel marbellí pasar del 1-0 al posterior 0-1. Ni siquiera el descanso alivió a un equipo que no fue el mismo en la segunda mitad. Bastó con un arranque algo más intenso del cuadro amarillo para sentenciar el encuentro e iniciar una fiesta que terminaría en goleada. Airam amenazó con una vaselina que se acabó estrellando en el larguero.

Y como el que avisa no es traidor, el ariete cadista sería el encargado de liquidar la cuenta con dos tantos casi consecutivos que ponían los tres puntos a buen recaudo. Con el paso de los minutos, Migue García y Jona no quisieron perder la oportunidad de añadir una muesca más en su particular cuenta goleadora. El último llegaría desde los once metros, con el Marbella ya entregado y como mero figurante en la actuación de un Cádiz que, incluso, llegó a echar el freno para no hacer más sangre ante un rival que había bajado los brazos preso de la impotencia ante sus errores.

Un batacazo importante para este renovado proyecto marbellí, que tiene la encomiable tarea de remontar la renta perdida durante esta segunda vuelta. Sin tiempo para adaptaciones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios