El ritmo de fichajes entra en desaceleración

La vorágine de las últimas semanas en torno a la confección de la plantilla blanquiazul parece haber encontrado en estos últimos días un periodo de standby. Con ciertos puestos sensibles a la búsqueda de un efectivo, es la portería la que había copado un protagonismo principal para cumplir los deseos iniciales de Ferreira, quien quería un compañero para Galatto y Arnau. Sin embargo, en estos últimos días parece haberse parado la maquinaria y, tanto para Rubén (Cartagena) como para Cobeño (Rayo Vallecano), no existen novedades oficiales.

En este sentido, está quedando reforzada la figura de Francesc Arnau, quien, en este periodo de tiempo sin competencia alguna en la meta blanquiazul, ha dejado muy buenas sensaciones al nuevo cuerpo técnico del Málaga. Precisamente, José Gomes, segundo técnico, alabó el pasado martes tras el encuentro ante el Panionios las actuaciones del catalán en este pretemporada. Un hecho que arroja más dudas si cabe a la indecisión del órgano deportivo malaguista sobre la figura de traer otro portero.

En cuanto al resto de los frentes abiertos en Martiricos, Dani Pacheco sigue con su intención de ver si la decisión de Hodgson de darle dorsal del primer equipo se ve reflejada en minutos sobre el terreno de juego. Salvador Pacheco, su padre, se encuentra con él en Liverpool y espera conocer de primera mano las intenciones de los ingleses.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios