Sin dos 'semis' seguidas desde 2009

  • El Unicaja no estaba entre los cuatro mejores en dos competiciones nacionales desde seis años atrás

La constatación de que el Unicaja está de regreso en la élite es que desde el año 2009 no había dos presencias consecutivas entre los cuatro mejores de dos competiciones nacionales. Es algo sintomático del trabajo de Joan Plaza y sus hombres en estas temporada y media al frente del equipo. La semifinal de ACB de la temporada pasado y la de Copa de esta permite enlazar una secuencia con visos de continuidad para los próximos play off si continúa la positiva secuencia de victorias en la competición de la regularidad.

Desde que en la temporada 2008/09, la primera de Aíto, se llegó a la final de Copa, tras haberlo hecho previamente con Scariolo a la de la ACB y con el técnico madrileño después, con lo que se acumularon tres presencias entre los cuatro mejores, no enlazaba dos consecutivas. Después vinieron las dos ausencias consecutivas en la Copa. Desde que en 2009/10 se llegó a la semifinal de la ACB tras derrotar con factor cancha adverso al Valencia no se había jugado unas semifinales hasta que se hizo en la 2013/14. Las ausencias en play off y en Copas propiciaron que se tocara fondo. Afortunadamente, la ciénaga parece que se ha terminado de atravesar, justo en un momento clave para el tema de la reestructuración de las licencias de la Euroliga. Una buena manera de ejercer presión es sobre la cancha y ahí el Unicaja está haciendo los deberes. También los tiene al día fuera de la pista, al corriente de pagos, algo que otros clubes con licencia A no pueden corroborar.

Cuando Joan Plaza aterrizó por Málaga se refirió a estabilizar al equipo entre los cuatro mejores de la competición nacional como uno de los retos esenciales. Algo que se dio casi por supuesto en la década previa se había convertido en casi una entelequia en lo que se llevaba de ésta. Aunque queda la sensación de que Las Palmas era un lugar ideal porque Barcelona y Madrid parecían menos inabordables, el mensaje optimista de Plaza al acabar entronca con la idea generalizada, que se está construyendo un bloque sólido para a corto y medio plazo poder pisar finales y pelear por un título. La regularidad en estas instancias, es una obviedad, permitirá más opciones de pelear por llegar un poco más adelante. La alternativa más seria a los dos gigantes parece, a día de hoy, el equipo malagueño.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios