La sexta final de Hierrezuelo

  • El malagueño fue el árbitro principal de la final y refrenda su estatus de referente

La representación malagueña en la final corrió a cargo de Daniel Hierrezuelo, un clásico en estas lides. Fue la sexta ocasión en la que Hierrezuelo tuvo la oportunidad de arbitrar en la última instancia. La primera fue en León'96, un Cáceres-Joventut. Entonces tenía sólo 25 años. Después han llegado cinco más, contando con la de ayer. Ya había dirigido también la del año pasado y, por ejemplo, la de Málaga'01, también entre Real Madrid y Barcelona, cuando irrumpió el fenómeno Gasol en el Martín Carpena. Alguna vez ha contado que Pau se le dirigió en algún amistoso con la selección y le dijo "Hierrezuelo, no me voy a librar de ti", en tono de broma. Con esta final, el colegiado alcanza los 30 partidos dirigidos en una fase final de Copa.

Además de esta continua presencia en las finales de Copa del Rey, ha arbitrado tres Final Four, un Eurobasket, un Eurobasket femenino, tres finales de la Supercopa de España, ocho finales de Liga ACB, una final del Mundial sub 19, dos Afrobasket, un Preolímpico y un NBA Europe Tour. En el horizonte están los Juegos Olímpicos.

No han sido tiempos sencillos para Hierrezuelo. Recientemente falleció su hermana Lidia víctima de una larga enfermedad. Fue la persona que le introdujo en el arbitraje hace ya más de 20 años. Evidentemente, momentos duros en los que el arbitraje ha servido como terapia para salir adelante. Ayer pudo disfrutar de uno de los mejores partidos que se pueden dirigir en el continente europeo. Un duelo cargado de tensión y con un ambiente bastante cargado, aunque nada nuevo para el malagueño, que ha pitado en las pistas más calientes del continente, como el Pionir de Belgrado, la que señala como la que dispone del ambiente más caldeado, tanto con el EstrellaRoja como con el Partizan. La bandera malagueña estuvo ayer en el Sant Jordi de la mano de Hierrezuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios