Las sombras de espionaje persiguen a McLaren

  • Los continuos registros apuntan a la inminente marcha de Ron Dennis de la escudería inglesa

Las sombras del espionaje siguen persiguiendo a McLaren-Mercedes. Dos semanas y media antes del debut de la temporada en Australia, empleados del equipo recibieron en su central de Woking la visita de agentes ingleses e italianos.

Mandados por la fiscalía italiana de Modena, los funcionarios registraron el miércoles las oficinas y la fábrica de McLaren en la localidad británica. Y según el diario The Times, también fueron registradas las viviendas del gerente Martin Whitmarsh, el mánager Jonathan Neale, el director Paddy Low, el diseñador Rob Taylor y el jefe de McLaren, Ron Dennis, así como la del ex responsable de diseño Mike Coughlan.

Según medios británicos, la acción compromete principalmente a Dennis, cuya posición como cabeza del equipo es cada vez más débil. "Las investigaciones policiales multiplican las dudas sobre el futuro de Ron Dennis con McLaren", tituló el Times, que cree que una operación así es muy dañina para el británico personalmente y para un equipo en general que quiere dejar urgentemente tras de sí el trauma del año pasado. Las pesquisas tratan de esclarecer si hubo espionaje industrial, después de que el año pasado se constatara que Coughlan estaba en posesión de una información confidencial de Ferrari.

Los titulares sobre registros e investigaciones no hacen sino estimular los rumores sobre la inminente adquisición del control del equipo por parte de Mercedes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios