El sueño americano llama al Málaga

  • El 'Gato' Romero montará una escuela en Carolina del Norte en la que busca la presencia activa del club

Abrirse mercado entre hamburguesas para aprovechar el fanatismo deportivo americano. A la puerta del Málaga ha llegado un interesante proyecto comercial y futbolístico. La clave para ello es el Gato Romero. El ex blanquiazul forma parte de una ambiciosa escuela de formación de talentos que en julio verá la luz en Carolina del Norte y para lo cual quiere que los blanquiazules sean su gancho definitivo. La propuesta, a falta de una invitación formal al presidente, ya se conoce en Martiricos, donde ha sido acogida con interés.

Las vías de colaboración tienen dos claros frentes: la realización de la próxima pretemporada en sus impresionantes instalaciones, que constan de 12 campos de hierba natural (ampliables a 17 en una segunda fase), un hotel de 120 habitaciones y todo un entorno de trabajo adaptado al fútbol, y la firma de un acuerdo de colaboración para explotar la imagen blanquiazul en el estado americano.

En realidad, es el sueño personal del Gato, que por su pasado ha pensado en el Málaga en primera instancia como equipo que impulse este programa de formación.

Todo nació a través de Daniel Araujo, ex futbolista afincado en EEUU desde hace casi una década y que, tras foguearse en tres universidades distintas y en el balompié europeo, decidió abrir esta pionera academia de jóvenes entre 8 y 19 años y así dar respuesta a su pujanza. Él y cuatro socios más, incluido el charrúa, lideran el trabajo. El rol de Romero será el de entrenador de chicos entre 14 y 18 años. A finales de agosto fue a probar allí diez días. Quedaron encantados con él y él con la nueva etapa que se le abre. Eso sí, lo compaginará jugando al fútbol en un equipo de la primera liga americana -posterior a la MLS y equiparable a la categoría de plata en España-, pues el reposo obligado tras jugar en el Lucena y entrenarse con el Estepona han hecho que su maltrecha rodilla mejore. Dentro de dos semanas concretará una de las muchas ofertas que tiene, aunque el criterio de cercanía a Carolina del Norte será decisivo. "Estoy muy ilusionado. Es un lindo proyecto enseñar a los chicos y un reto, pues allí dominan deportes como el beisbol, el baloncesto y el fútbol americano. Ojalá que acepte el Málaga", sueña.

Barcelona, Chelsea o Liverpool ya han dado ese paso. Al alcance del Málaga está trabajar con el "mayor complejo deportivo de la costa este", explica Araujo. Quién sabe si un futuro de posibilidades.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios