El tren de Augusto

  • Tras seis años y medio en Málaga, Lima regresa con el UCAM Murcia al Carpena

Augusto Cesar Lima Brito suele contar que cuando llegó, con 14 años, a Málaga fue casi como si le abriera el cielo. El primer equipo con el que probó en España fue el entonces Tau. Vitoria le acogió con su invierno severo y Málaga, con 15 grados más, le recordó a su Río de Janeiro natal. Aquí estuvo seis años y medio, subiendo escalones, desde el junior hasta el primer equipo, donde tuvo un debut muy esperanzador en Manresa a las órdenes de Aíto, con apenas 18 años y 27 días, con 11 puntos, cinco rebotes y 17 de valoración. Hoy regresa con la camiseta del UCAM Murcia.

La carrera de Lima en Málaga tuvo altibajos, los distintos entrenadores quisieron confiar en él pero al final no cuajó ni con Aíto ni con Chus Mateo ni con Jasmin Repesa, con quien empezó contando mucho y con quien más partidos jugó (54 de 109 en total, esparcidos entre cuatro temporadas). Entre medias hubo una cesión al Granada de media temporada. Quizá la indefinición de su posición entre el cuatro y el cinco, incluso se coqueteó con la posibilidad de reconvertirlo en tres, es posible que la falta de desarrollo técnico en su juego que complementara su físico espectacular, quizá el continuo arrullo de los rumores sobre el interés de la NBA...

Finalmente se llegó este verano a un acuerdo para que Lima se desligara del Unicaja, con el que tenía una temporada más de contrato. Sus agentes ya tenían un acuerdo con el Murcia. El objetivo es reengancharse al tren de la NBA, con lo que Lima siempre ha fantaseado, aunque este verano quedara algo chafado tras hacer una intensa gira por Estados Unidos para ganar cotización cara al draft, del que después fue descartado. Quienes controlan el universo NBA asegura que sus agentes cometieron un error garrafal al retirarle en 2011 cuando estaba en lista y acababa de ser el MVP del Eurocamp de Treviso.

En Murcia, Lima tuvo una deslumbrante primera jornada, con 17 puntos y 13 rebotes ante el Fuenlabrada y después ha normalizado sus cifras, con 9.7 puntos y 5.5 rebotes tras cuatro jornadas. Comparte minutos en la rotación interior con Antelo y Tillie. Con algo más de terreno para jugar que en Málaga, Augusto quiere coger el tren.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios