El tren del ascenso

  • Decisivo Ambos equipos buscan esta mañana dar un golpe de autoridad casi definitivo Mermado El Málaga viajó a Soria con las bajas de Salva, Jesús Gámez y Cheli

El tren del ascenso llega hoy al estadio de Los Pajaritos. Después de recorrer los andenes de 31 estaciones, Numancia y Málaga, eternamente hermanados, se juegan esta mañana poner punto y final a un viaje que comenzó el ya lejano 26 de agosto de 2007. Hasta Muñiz, siempre comedido en sus declaraciones, magnificaba esta semana la importancia de un partido que en el caso del vencedor será determinante. Es la atmósfera de un partido que está catalogado como el mejor que se puede catar en la siempre insípida Segunda División. Noventa minutos que nadie se quiere perder porque están en juego algo más que tres puntos. Y es que en Los Pajaritos se dirime hoy una batalla en la que se decide la primacía de Segunda, una lucha que no figuraba en la hoja de ruta inicial del cuadro de Gonzalo Arconada.

El Numancia ha demostrado esta temporada que el fútbol sigue siendo un deporte hermoso en el que no sólo compiten los presupuestos. Con una plantilla sobria y equilibrada, el cuadro soriano divisa ya cómo se le abren las puertas de Primera División. Su temporada, con la única mácula de las cinco derrotas que ha cosechado en Los Pajaritos, ha sido espectacular. Hace tiempo que rompió la pelea por el liderato en Segunda, aunque el Málaga agotará esta mañana su última bola de partido para tratar de alcanzarle, una meta a la que se siguen agarrando Muñiz y sus jugadores. Para tal empresa, el Málaga cuenta con la ventaja de que el Numancia sólo ha dado muestras de vulnerabilidad en su propio estadio, algo que contrasta con su imperial trayectoria lejos de Los Pajaritos, donde sólo perdió en El Molinón.

Pero el Málaga, como se han encargado de repetir esta semana el técnico asturiano y sus futbolistas, quiere dar hoy un golpe de autoridad en la categoría que le permita reducir diferencias con el líder y mantener el cómodo colchón que le separa del cuarto clasificado. Para ello se había mentalizado Salva, que tras su prematura vuelta a los terrenos de juego en el partido ante el Albacete se vuelve a caer de una convocatoria. Ello provocará que Baha y Peragón, la pareja de delanteros que ha sumado un mayor número de puntos, vuelvan a llevar el peso ofensivo del equipo. Los problemas volverán a estar en el lateral derecho, donde Jesús Gámez no se ha recuperado a tiempo para la cita en Los Pajaritos. La baja de Cheli, también por lesión, puede provocar que Raúl Gaitán, marginado en los esquemas de Muñiz, tenga hoy una oportunidad de recuperarse del maldito gol para él que se encajó en la primera parte ante el Racing de Ferrol en La Rosaleda. Por delante volverá a estar Paulo Jorge, al que ya se le acaban las oportunidades para demostrar la clase de jugador que es. Hoy tendrá un magnífico escaparate para reivindicarse.

Y por si fueran pocos los ingredientes del partido, la atención también volverá a estar en las gradas. Anoche, los aficionados de ambos equipos protagonizaron un nuevo hermanamiento que tendrá hoy su continuación en Los Pajaritos. Qué enorme lección volverán a dar las dos aficiones en un momento tan convulso en el fútbol, donde los sucesos extradeportivos, como en Chapín, marcan también la actualidad. Todo está preparado para la gran fiesta del fútbol en Segunda y esta mañana uno de los dos equipos podría canjear su billete hacia la Primera División.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios