Un valiente Rayo prueba al intratable líder

  • El Real Madrid vuelve a jugar en Vallecas nueve años después y sin los lesionados Di María ni Benzema

El Rayo Vallecano quiere recuperar su leyenda de matagigantes de Primera División dando la sorpresa ante el sólido líder, el Real Madrid, quien pretende dar un paso más hacia el título liguero en un derbi madrileño que regresa nueve años después al estadio de Vallecas por la ausencia de los franjirrojos en la máxima categoría.

En el Rayo las ilusiones están puestas en rememorar la noche del 19 de febrero de 1997, última ocasión en que los franjirrojos lograron la victoria frente al Madrid. En aquella ocasión fue por la mínima (1-0) con gol de Ezequiel Castillo. Luego vendrían cuatro enfrentamientos más, pero todos con triunfo visitante.

El conjunto rayista afronta el choque en su mejor momento de la temporada, después de tres victorias consecutivas (Zaragoza, Getafe y Levante) que le han permitido situarse en la octava posición de la tabla.

José Ramón Sandoval, técnico del Rayo, no podrá contar para este encuentro con el capitán Míchel, lesionado con molestias musculares, pero recupera a Arribas, Casado y Michu.

El líder llega a Vallecas pensando en cómo se acoplará a las reducidas dimensiones del terreno de juego, al horario (por primera vez en la temporada jugará a las 16:00) y a las bajas. Dos jugadores importantes desaparecen del once en un momento importante de la temporada. El argentino Di María prolonga su calvario de lesiones musculares. Regresó la pasada jornada y ante el Racing recayó de su última dolencia. El máximo asistente del Real Madrid sigue su 2012 negro, en el que sólo ha jugado 30 minutos. Días después, el partido en Moscú, bajo un intenso frío y en césped artificial, se cobró una nueva víctima: el francés Benzema.

Cederá su testigo al argentino Higuaín, que lleva semanas esperando continuidad tras perder la batalla con el francés.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios