El vestuario intenta evitar la "preocupación" y la "tensión"

  • "Estamos haciendo bien las cosas y no tenemos que preocuparnos en exceso de lo que queda", dice Mateo

"No debemos caer ni en la euforia cuando las cosas van bien ni en la depresión cuando no salen tan bien". Es el mensaje que Chus Mateo se ha encargado de grabar a fuego en la plantilla y el entorno desde su llegada a Málaga. Ahora, tras caer en Valencia y ver muy comprometida la situación para entrar en el play off, es el momento de volver a recordarlo.

"Evidentemente es un partido muy importante para nosotros tal y como se nos ha puesto la situación. Siempre hemos tenido los pies en el suelo y hemos hablado de que esto podía suceder, que había una igualdad tal desde el quinto hasta el décimo puesto que hasta que no se vieran las cosas más claras no íbamos a cantar victoria. Cierto es que ha habido euforia en algún momento pero creo que estamos haciendo bien las cosas y que no tenemos que preocuparnos en exceso de lo que queda. Tenemos que ir, otra vez, mirando única y exclusivamente al siguiente partido", explicaba ayer el técnico cajista, quien encontró en Carlos Jiménez a un buen escudero para quitar hierro al encuentro del domingo. "Es cierto que el partido es importante, que tiene trascendencia, pero tampoco tenemos que caer en un exceso de presión", comentó el alero.

Jiménez se mostró satisfecho por haber competido "hasta el final" en Valencia y seguro de que si compiten "a ese nivel en Canarias" tendrán sus "oportunidades de ganar el partido". El madrileño hace sus cuentas de cara al playoff: "En teoría con dos victorias deberíamos estar clasificados, y ahora mismo nuestro objetivo es ganar el partido de Canarias y luego ya veremos qué podemos hacer". Pues eso, a ganar en Las Palmas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios