La vuelta a clase

  • El Unicaja 2010/11 ya está en marcha con las ausencias del mundialista Printezis y Lima, enfermo · Batería de pruebas físicas para empezar y la vista en el 2 de octubre

A seis semanas y media del inicio de la competición oficial, el Unicaja 2010/11 da sus primeros pasos. Fue la vuelta a clase, el reencuentro con los jefes y los compañeros, aunque buena parte de la plantilla ya trabajaba de manera voluntaria en el Carpena para alcanzar unos mínimos antes del inicio del trabajo. Aíto tiene a su disposición a toda la que será su plantilla con la excepción de Giorgos Printezis, que será el único representante cajista en el Mundial de Turquía. Volverá a mediados de septiembre. También se ausentó ayer Augusto Lima, convaleciente de una enfermedad. Posiblemente no trabaje hasta el lunes.

Una ventaja, sin duda, disponer de casi el 100% del bloque para ensamblar piezas desde pronto. No hay lesionados, todos llegaron a tiempo -el tópico del americano informal parece que pasó a mejor vida- y los sudores ya corren por las sienes de los jugadores cajistas. Porque al aspecto físico está enfocada la preparación en la primera semana. Es el territorio de Enri Salinas, encargado de esta faceta en el club. Ayer, hoy, mañana, el lunes y el martes habrá doble sesión de trabajo para cargar las baterías. Del gimnasio a la pista auxiliar con el mínimo de balón. Será el próximo miércoles cuando Aíto tome las riendas y comience a construir su nuevo equipo. Tres caras nuevas sólo, McIntyre, Barrera y Tripkovic. Y el uruguayo ya ha trabajado con Aíto en Badalona. Terreno ganado, pues. Además, Paulao Prestes y Nedzad Sinanovic también trabajarán con el primer equipo hasta que se les encuentre equipo.

El trío de bases -Panchi Barrera, Terrell McIntyre y Rafa Freire- pasó por las dependencias del Centro Andaluz de Medicina Deportiva en Carranque para pasar las pruebas de esfuerzo. Todo el equipo acudirá allí en estos tres días. Berni Rodríguez y Saúl Blanco trabajaron con el fisioterapeuta del equipo, Mario Bárbara, y el resto de los convocados lo hizo con Enri Salinas en el gimnasio del Palacio y después en la pista auxiliar. "Se van a realizar tres tipos de trabajo: los reconocimientos médicos, los test físicos y de osteopatía y entrenamientos específicos de condición física. El objetivo es crear una base de resistencia durante las dos primeras semanas de trabajo. En esta primera, sólo trabajaremos el aspecto físico y a partir del próximo miércoles lo combinaremos con el trabajo técnico-tactico con balón con los jugadores a las órdenes del entrenador. Este año todo el trabajo físico lo haremos en el Palacio de Deportes y no usaremos otras instalaciones", explicó Salinas, que destacó que "en general, los jugadores han llegado en buena forma y con una disposición muy positiva hacia el trabajo después del descanso del verano".

El contador de la marcha atrás ya corre y la vista está puesta en ser competitivo el día 2 o 3 de octubre, cuando el telón se alce en Zaragoza en el primer encuentro oficial de la temporada. Seis semanas y media tienen Aíto y sus hombres de plazo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios