ACS vende su filial de puertos a un consorcio de inversores por 720 millones

  • La venta se enmarca en la estrategia de desinversión del grupo para rebajar deuda y centrarse en otras empresas, como Iberdrola

La constructora ACS ha llegado a un acuerdo con fondos gestionados por un consorcio de inversores institucionales asesorados por JP Morgan Asset Management para la venta de Dragados Servicios Portuarios y Logísticos (SPL) por 720 millones de euros.

En un comunicado remitido ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ACS señala que de la operación de venta de su filial se excluyen los activos internacionales y las participaciones en las sociedades Rebarsa y Sintax. ACS añade que la transacción, realizada a través de su filial ACS Servicios y Concesiones, está condicionada a las autorizaciones y permisos necesarios.

Dragados Servicios Portuarios y Logísticos es un grupo consolidado con más de 120 sociedades directa e indirectamente dependientes, dedicadas a negocios de servicios portuarios y logísticos y con recursos humanos propios superiores a las 2.400 personas. Una de esas más de 120 empresas es Terminales del Sudeste, la concesionaria de la construcción y explotación del muelle 9 del Puerto de Málaga, una gran plataforma de contenedores de unas 40 hectáreas de superficie.

La compañía es una de las más importantes en logística portuaria en España y tiene presencia en otros países como Brasil, India, Chile, República Dominicana, Marruecos, Francia, Bélgica, Portugal y China.

La venta de esta filial se enmarca en la política de desinversiones de activos no estratégicos del grupo ACS y le permitiría restar de su deuda, que supera los 10.000 millones, los 600 millones de deuda que tiene Dragados SPL e ingresar entre 100 y 200 millones más con jugosas plusvalías.

Además de para reducir endeudamiento, el grupo constructor ha expresado su intención de ampliar su caja para realizar nuevas inversiones, entre las que se encuentra Iberdrola, donde posee el 12% y en la que aspira a hacerse con el 20%.

El grupo de construcción debe entrar en el consejo de Iberdrola o alcanzar el 20% de su capital para poder consolidar a la eléctrica en sus cuentas, dado que ahora sólo se anota los dividendos.

En la última conferencia de analistas con motivo de la presentación de resultados de la compañía, ACS apuntó estas intenciones, en mitad de las negociaciones sobre la venta de su participación en Abertis.

El grupo presidido por Florentino Pérez cerró el primer semestre con un beneficio neto de 501 millones, un 67,4% menos que el año anterior, cuando registró un resultado extraordinario originado por la venta del 35,3% de Unión Fenosa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios