Abengoa se somete por primera vez a la lupa de las agencias de calificación

  • Fitch y Moody's sitúan a la compañía en perspectiva estable y con un 'rating' a largo plazo de BB y Ba3, respectivamente

Comentarios 1

La multinacional andaluza Abengoa, que trabaja en soluciones tecnológicas para el desarrollo sostenible, ha obtenido la calificación crediticia BB con perspectiva estable por parte de Fitch, y de Ba3 con perspectiva estable por parte de Moody's, en la primera ocasión que se somete a este análisis. Las emisiones de bonos sénior ordinarios realizadas por Abengoa en noviembre de 2009 (300 millones de euros) y en marzo de 2010 (500 millones de euros) han obtenido el mismo rating.

"Estas calificaciones crediticias permitirán a Abengoa continuar con su exitosa trayectoria en el mercado de capitales, y diversificar y obtener nuevas vías de financiación", señaló la compañía en una nota. Previamente, Abengoa había colocado "satisfactoriamente" las dos emisiones de bonos sin rating, convirtiéndose en la primera compañía española en emitir deuda pública sin esta referencia en el mercado de capitales.

Según el director financiero de Abengoa, Amando S. Falcón, la obtención de estas calificaciones respalda su estrategia de negocio y financiación, refuerza la credibilidad de socios, clientes y proveedores en todo el mundo, y consolida la capacidad "para continuar siendo líderes en el desarrollo y la construcción de proyectos sostenibles en todo el mundo".

Según Abengoa, Fitch Ratings resaltó en su informe que la calificación "está soportada por su diversificación, tanto en términos geográficos como de negocio, además de por su presencia en negocios rentables y en crecimiento". Fitch reconoció además "la posición de liderazgo de Abengoa en el terreno de las energías Abengoa renovables, especialmente en el de la energía solar termoeléctrica, el reciclaje europeo y el bioetanol".

Por su parte los argumentos de Moody's Investors Service se basaron en que "el rating corporativo Ba3 de Abengoa refleja la combinación de una base de operaciones industriales muy bien establecida junto con una cartera diversificada de concesiones en los sectores de la energía, tratamiento de aguas y servicios industriales".

"Estas áreas -aseguró la agencia de calificación de crédito- se benefician del crecimiento existente en las soluciones medioambientales (las energías renovables, el reciclaje industrial y la transmisión de electricidad), así como de la visibilidad en los retornos que generalmente se deriva de un entorno regulado".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios