Alestis entra en el club de proveedores de Boeing de la mano del avión 787

  • El grupo andaluz hará estructuras en fibra de carbono · Eleva sus ventas un 25%, hasta los 125 millones en 2011 · Cerrará plantas "obsoletas" en Puerto Real y Dos Hermanas

Comentarios 2

Tras EADS y Embraer llega el turno de Boeing. La compañía aeronáutica andaluza Alestis da un importante paso en la diversificación de su cartera de clientes. Si hasta ahora trabajaba para los fabricantes europeo y brasileño, su último logro ha sido entrar en el club de proveedores del gigante estadounidense. Y, curiosamente, lo ha hecho de la mano del nuevo avión de pasajeros B787 Dreamliner, que se erige en el gran rival del A350 de Airbus, programa fundamental para Alestis en el que desarrolla la panza o belly fairing del aparato y el cono de cola del mismo.

Precisamente en el día en que la firma andaluza abrió las entrañas de su factoría en Puerto Real (Cádiz) a la prensa para celebrar la entrega a Airbus -filial de EADS- de la primera parte de la belly fairing del A350, avanzó que había logrado otro reto: sumar nuevos clientes a su porfolio. "Somos la primera empresa española que se convierte en proveedor de estructuras para Boeing", se congratuló el consejero delegado de Alestis, Gaizka Grajales. Hasta el momento, la compañía tenía contratos indirectos con el constructor. "Se trata del primer paso para aspirar a paquetes de mayor relevancia en el futuro", enfatizó. De hecho, ya están pujando por piezas de otros programas de Boeing.

Concretamente, Alestis desarrollará dos paquetes para el B787: estructuras (carenas) en fibra de carbono para el fuselaje del avión -el cuerpo- y para el estabilizador horizontal -ubicado en la cola-. Las factorías sevillanas de San Pablo y Aerópolis serán las encargadas del montaje y la entrega de las piezas, aunque Diego García, director ejecutivo de Alestis, añadió que "todas las plantas de la compañía estarán implicadas industrialmente".

Grajales, que no quiso desvelar el montante del contrato, aclaró que estos paquetes no son intensivos en carga de trabajo, sino que su importancia es simbólica porque les permite entrar en la órbita de proveedores del grupo estadounidense.

En cualquier caso, el grueso de la facturación de Alestis procede del consorcio europeo EADS -Embraer aporta una cifra menor-, puesto que trabaja para la mayoría de los programas de Airbus y Airbus Military. La compañía avanzó que cerrará 2011 con un incremento en las ventas, hasta los 125 millones de euros -desde los 100 millones de 2010-, y con un Ebitda positivo. El programa estrella para el que trabaja la compañía, el del A350, no tendrá un impacto en sus cuentas, al menos, hasta 2014, puesto que ahora lo que se están haciendo son los prototipos del avión, que aún no ha entrado en fabricación en serie.

El consejero delegado de Alestis no desveló las pérdidas con las que la compañía culminó 2011 y tampoco qué pasará con los casi 200 trabajadores de la Bahía de Cádiz -procedentes de la extinta Delphi- afectados por el expediente temporal de regulación de empleo (ERTE) en vigor hasta junio. La compañía asegura hacer "esfuerzos para traer carga de trabajo" que evite los despidos, pero admite no haber tomado una decisión al respecto. Preguntado por si podría cuajar pronto alguno de los paquetes por los que Alestis está pujando, Grajales señaló que "no se sabe, aunque si llega, podría implementarse rápido".

Lo que sí aclaró es que la firma cerrará sus plantas "más pequeñas y obsoletas". Las afectadas serán la antigua SK10 de El Trocadero, cuyo personal y activos pasarán a la nueva factoría de Puerto Real, y la de Dos Hermanas, que se derivará a la también sevillana de Aerópolis.

Grajales aclaró que Alestis no tiene en mente ni unirse a otros tier one españoles -subcontratistas de primer nivel- ni movimientos entre sus accionistas porque "tiene una estructura sólida y equilibrada".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios