Amenaza de expediente a España por desequilibrios económicos excesivos

  • España sobrepasa los umbrales máximos en 6 de los 10 indicadores utilizados para detectar problemas

La Comisión Europea ha dado este martes el primer paso para expedientar a España por considerar que acumula desequilibrios económicos excesivos que podrían agravar la crisis de deuda. Se trata de la primera vez que se activa el nuevo procedimiento por desequilibrios excesivos, cuya función es detectar y corregir a tiempo problemas económicos que amenacen el crecimiento. 

España supera los umbrales máximos en 6 de los 10 indicadores utilizados por el Ejecutivo comunitario para identificar riesgos económicos con el nuevo. De este modo, se sitúa -junto con Irlanda, Chipre y Portugal, que también sobrepasan el límite en 6 indicadores- entre los Estados miembros con mayor número de desequilibrios. 

En concreto, en materia de desequilibrios externos y pérdida de competitividad, España supera el umbral máximo considerado saludable en tres indicadores: déficit por cuenta corriente (-6,5% de media en los últimos tres años, frente al umbral del -4%), posición neta de inversión internacional (-89,5% del PIB, frente al límite del -35%) y pérdida de cuota de mercado exportador (-11,6% frente al -6%). 

En cuanto a los desequilibrios internos, la economía española registra problemas en materia de deuda privada (220% del PIB, frente a un límite de 160%), deuda pública (61% frente al 60%) y nivel de paro (16,5% de la población activa de media en tres años frente a un límite del 10%). 

Costará tiempo corregir los problemas

El Ejecutivo comunitario admite que en España "desde 2008 las pérdidas de competitividad en materia de precios y costes se han revertido parcialmente". "Aunque el ajuste de los desequilibrios está en marcha, la absorción de las grandes reservas de deuda interna y externa y la redistribución de los recursos liberados por el sector de la construcción costará tiempo para restaurar condiciones más equilibradas", señala el informe. 

"La contracción del empleo ligada a la reducción del tamaño del sector de la construcción se ha visto agravada por el lento ajuste de los salarios, lo que ha impulsado el creciente paro", apunta. 

La Comisión iniciará ahora una investigación en profundidad sobre los problemas detectados en España. El vicepresidente y responsable de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha explicado que se centrará en "examinar las causas estructurales del alto nivel de paro y la difícil situación tras una prolongada burbuja en la vivienda y el crédito" 

El siguiente paso será que el Ejecutivo comunitario proponga medidas correctivas. Si el Gobierno las desoye se iniciaría el procedimiento sancionador propiamente dicho, que podría desembocar en una multa de hasta el 0,1% del PIB (1.000 millones de euros en el caso de España). 

Además de a España, la Comisión ha dado el primer paso para sancionar a Italia, Chipre y Hungría, que acumulan múltiples desequilibrios; así como a Francia, Reino Unido y Bélgica fundamentalmente por pérdida de cuota exportadora; a Dinamarca, Suecia y Finlandia por la aparición de una burbuja inmobiliaria y también a Eslovenia y Bulgaria. 

Grecia, Portugal e Irlanda se libran de momento porque la UE ya les ha impuesto un plan de reformas a cambio de los respectivos rescates. Para el resto de países, el Ejecutivo comunitario considera que no es necesario realizar exámenes en profundidad. De hecho, Alemania respeta el límite del indicador de balanza por cuenta corriente, ya que registra un superávit del 5,9%, frente al 6% máximo que se considera sano. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios