Andalucía apuesta por una oferta accesible "para todos"

  • Junta y ONCE cooperarán para llevar a cabo acciones de mejora en el destino y pymes turísticas · Andalucía Lab prestará asesoramiento y ofrecerá soluciones tecnológicas

Turismo para todos. Ésta es una de las prioridades de la Junta de Andalucía, que refuerza su apuesta por la accesibilidad en el sector merced a un acuerdo con la ONCE. A través del mismo, llevarán a cabo actividades de forma conjunta con el objetivo de realizar mejoras en el destino y las pymes turísticas para facilitar así la visita de personas que sufran alguna discapacidad. Esta alianza fue presentada ayer en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) por el consejero de Turismo, Comercio y Deporte, Luciano Alonso, y el director general de la ONCE, Ángel Sánchez. Ambos abogaron por estrechar lazos y aunar fuerzas para que disfrutar de la región no sea un imposible para nadie. "Colaboramos con la Junta para que el turismo sea para todos, seas como seas y tengas lo que tengas", resumió Sánchez.

Según detalló Alonso, este acuerdo se materializará en breve en un protocolo de colaboración entre ambas instituciones. Una vez suscrito el convenio, se planteará un programa de acciones que se pondrán en marcha desde el centro de innovación turística Andalucía Lab, inaugurado en Marbella la semana pasada y operativo en su totalidad.

Entre las medidas más destacadas se encuentran el asesoramiento a pequeñas y medianas empresas en accesibilidad y mejora de su presencia en internet; identificación de las últimas tecnologías para permitir su implementación en este campo; y demostraciones de las soluciones innovadoras implantadas en hoteles de la cadena Confortel, de la que la ONCE es propietaria. El titular del ramo aprovechó la ocasión para elogiar el esfuerzo que hace la ONCE en materia de accesibilidad turística en sus hoteles. Sánchez, por su parte, señaló que por parte de la institución "hay que dar ejemplo" y animó a los empresarios a apostar por adaptarse a las necesidades de las personas discapacitadas porque les repercutirá "para bien" en su rentabilidad.

Apostar por la accesibilidad no es sólo un requisito "fundamental" para el futuro del turismo por sus beneficios sociales y sostenibles, sino también económicos, subrayaron. En Europa habitan 60 millones de personas con algún tipo de discapacidad que constituyen un mercado de enorme potencial para el sector. Tanto Alonso como Sánchez coincidieron en señalar que una instalación turística accesible crea "satisfacción" al cliente al tiempo que refuerza la calidad de la oferta del destino, la cual "es un requisito irrenunciable", detalló el consejero. Según un estudio reciente, el 60% de los discapacitados quieren viajar y, si no lo hacen, es por instalaciones inadecuadas o experiencias desagradables. "Y nosotros no queremos que dejen de venir por no tener una oferta adaptada", apostilló.

Andalucía tiene muy en cuenta este tipo de turista ya que cuenta con elevado gasto medio y repite visita si disfruta de emociones. No suele viajar solo, lo que implica la llegada de otro viajero. Además, suele desplazarse durante todo el año y ayuda al mantenimiento y creación de empleo.

Por otra parte, Alonso agradeció a la ONCE su trabajo como embajadora de Andalucía y su labor de promoción del destino. De los cupones vendidos el año pasado, 33 mostraban algún tipo de imagen relacionada con el turismo de la comunidad. Esta apuesta por conseguir un destino accesible se refleja en el Plan de Calidad Turística de Andalucía, que le dedica un programa específico; en las líneas estratégicas de actuación con otras consejerías, como Cultura e Igualdad y Bienestar Social; y en la implicación de los colectivos andaluces en las actuaciones que se llevan a cabo en este ámbito.

Se anunció, además, la puesta en marcha de un proyecto accesible en una playa de Benalmádena el próximo lunes dentro del marco del Plan Qualifica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios