BBVA pide más recortes a las autonomías para alcanzar el déficit cero en 2016

  • El Servicio de Estudios de la entidad advierte a las comunidades que este año deberán acometer una rebaja de gastos "sin precedentes" · Prevé que el ajuste fiscal se concentre en el capítulo de las inversiones

Tendrán que apretarse más el cinturón. El Servicio de Estudios de BBVA advierte a las comunidades autónomas que, con una deuda que ya alcanza el 10% del PIB y supone el 18% del total del endeudamiento público, deberán llevar a cabo este año un recorte del gasto "sin precedentes" para cumplir con el objetivo de un déficit conjunto del 1,3%.

"No se espera una rápida recuperación de los ingresos, por lo que el esfuerzo del ajuste fiscal en 2011 deberá concentrarse en un recorte del gasto autonómico sin precedentes", subraya BBVA, que propone que las comunidades autónomas se comprometan a acabar con su déficit estructural en 2016 y que este compromiso de déficit cero se extienda al conjunto del Estado.

En un documento titulado Las comunidades autónomas ante el reto de 2011, la entidad financiera señala que los datos presupuestarios de las regiones en 2010 han puesto de manifiesto un "compromiso decepcionante e irregular" de las mismas, ya que en conjunto han registrado un déficit del 3,4% frente al objetivo del 3,1%, y han mostrado, a su juicio, la "poca capacidad del Gobierno para controlarlas".

Así, recuerda que además del "notable incumplimiento" de Murcia y Castilla-La Mancha, las comunidades de Valencia, Navarra, Cataluña y Baleares presentaron también desviaciones de más de un punto porcentual respecto al objetivo. Pese a ello, destaca que las regiones lograron recortar en dos puntos el gasto público en 2010, recorte que no fue suficiente para compensar el descenso de tres puntos de los ingresos autonómicos.

Para 2011, BBVA indica que es de esperar que el ajuste fiscal que tendrán que acometer las comunidades se concentre de nuevo en las restricciones de inversión y, en menor medida, en el gasto corriente, dado que las elecciones autonómicas y municipales de mayo de este año no crean, a su juicio, "un entorno muy propicio" para la reducción del gasto en materias como educación y sanidad.

Por otro lado, considera necesario que el gasto público crezca en los próximos años por debajo del PIB potencial para conseguir cumplir con el objetivo de déficit de España, situado en el 3% en 2013, frente al 9% actual.

La entidad financiera valora el anuncio del Gobierno de Zapatero de limitar el crecimiento del gasto público en función del crecimiento potencial de la economía, dado que esta regla reforzará el objetivo de estabilidad presupuestaria a largo plazo y aumentará la credibilidad de la política fiscal.

Sin embargo, indica que cualquier regla que limite el gasto público debe ser "de total aplicación a las comunidades" -el Gobierno ha limitado al Estado central el cumplimiento obligatorio de esta norma-, que tienen que asegurar la estabilidad presupuestaria a medio y largo plazo "de forma particularmente rigurosa".

Además, la entidad apuesta por reforzar el principio de estabilidad presupuestaria mediante la adopción de un compromiso adicional a los existentes hasta 2013: eliminar el déficit estructural en 2016, o lo que es lo mismo, alcanzar el déficit cero.

También aboga por que se refuerce la transparencia de las administraciones en esta materia mediante la elaboración y presentación de presupuestos plurianuales y aumentando la disponibilidad de información que permita hacer análisis comparados de los presupuestos iniciales y de la ejecución presupuestaria final.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios