El BCE mantiene los tipos en el 4,25% pese al encarecimiento del crédito

  • La institución europea también deja inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5,25%

Comentarios 1

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido mantener los tipos básicos de interés en la zona del euro en el 4,25 por ciento, pese a que la crisis financiera ha encarecido el crédito.

La institución europea también dejó inalterada la facilidad marginal de crédito, por la que presta dinero a las entidades, en el 5,25 por ciento, así como la facilidad de depósito, por la que remunera el dinero, en el 3,25 por ciento.

Los expertos coincidieron al prever que el banco europeo iba a mantener las tasas debido a que persisten las presiones inflacionistas a medio plazo en los países que comparten el euro.

El analista de Commerzbank Christoph Balz dijo que "los peligros inflacionistas a medio plazo son tan altos que el debilitamiento coyuntural y las turbulencias financieras no son suficientes para bajar los tipos de interés".

Commerzbank pronostica que el consejo de gobierno del banco europeo mantendrá un compás de espera y que bajará el precio del dinero en el área euro en febrero del próximo año.

"Los mercados de valores desean un recorte de las tasas, pero este movimiento no ayudará a mitigar las actuales tensiones en el mercado de dinero, ya que se producen por una falta de confianza", según Balz.

A partir de las 12.30 horas GMT, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet, dará más detalles de las deliberaciones del consejo de gobierno en una conferencia de prensa, que también se transmitirá en directo por la página de internet de la entidad en inglés, alemán y francés.

Trichet informará de la situación de los mercados financieros tras el aumento de la volatilidad en las dos últimas semanas y ante una escasez de liquidez en los mercados interbancarios que ha llevado a los principales bancos centrales del mundo a inyectar dólares de forma coordinada.

Los expertos prevén también que el presidente del BCE advertirá del riesgo de que se produzcan efectos de segunda ronda, es decir que el aumento de la inflación se traspase a reivindicaciones salariales elevadas y a otros precios.

Por ejemplo, el sindicato mayoritario del sector del metal en Alemania, IG Metall, exige en las actuales negociaciones un aumento salarial del 8 por ciento, el más alto desde 1992.

Además, el BCE podría manifestar en la rueda de prensa cuáles son sus actuales pronósticos de crecimiento para el cuarto trimestre del año.

Hasta ahora el banco europeo había considerado que la economía del área euro se debilitaría en el segundo y el tercer trimestre y que remontaría en el cuarto.

Los últimos indicadores económicos apuntan ya una notable ralentización del ritmo de crecimiento en los últimos meses de este año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios