Banca Cívica afirma que aún no tiene una decisión tomada sobre el recorte de plantilla

  • Plantea suprimir 1.480 empleos, pero supedita su decisión al consenso con los sindicatos

Comentarios 6

Banca Cívica todavía no tiene una decisión tomada sobre cómo llevará a cabo el ajuste de su plantilla ni a cuantos trabajadores podría afectar, algo que espera alcanzar "con el máximo consenso" con los sindicatos.

Así lo confirmaron a Efe fuentes de la entidad, después de que representantes de los sindicatos denunciaran en varias ciudades -entre ellas Sevilla- que Banca Cívica, formada por Cajasol, Caja Navarra, CajaCanarias y Caja Burgos, pretende prescindir de 1.480 trabajadores y cerrar 156 oficinas a lo largo de los proximos tres años.

Fuentes de la entidad reconocieron que Banca Cívica ha presentado ante los sindicatos una propuesta de ajuste que se basa en un "escenario realista" y que tiene como fin alcanzar el objetivo de eficiencia del 50% en 2013. Pero también insistieron en que el grupo todavía "no tiene una decisión tomada" y espera alcanzar un acuerdo "de máximo consenso" con los sindicatos dentro de la mesa negociadora. El grupo, por tanto, no da las negociaciones por concluidas.

Según afirman los sindicatos, la entidad ha planteado, en concreto, el cierre de 156 oficinas y la salida de 1.480 personas, de las que 450 serían de servicios centrales, 970 de oficinas y 60 de las de apoyo a la red. El proceso se iniciaría, siempre según las entidades sindicales, con el despido de 300 personas.

El consejero de Empleo de la Junta de Andalucía, Manuel Recio, aseguró por su lado que el Gobierno andaluz tratará de "mediar" entre la dirección de Banca Cívica y los trabajadores de la entidad para llegar a la "mejor solución posible".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios