El Banco Central de Japón aplica una inyección de liquidez de 29.000 millones de euros

  • El banco central japonés busca bajar los costos de los créditos interbancarios a corto plazo para alentar a los bancos a que vuelvan a prestarse dinero entre ellos.

El Banco de Japón ha inyectado en dos fases un total de cuatro billones de yenes (29.140 millones de euros o 39.800 millones de dólares) en el mercado monetario para asegurar la estabilidad económica del país ante la crisis financiera global.

La nueva inyección de liquidez se realizó por decimoséptima jornada comercial consecutiva y su volumen es el mayor invertido hasta ahora en el mercado nipón en un solo día.

Con esta medida, el banco central japonés busca bajar los costos de los créditos interbancarios a corto plazo para alentar a los bancos a que vuelvan a prestarse dinero entre ellos.

Mientras tanto, el nuevo primer ministro japonés, Taro Aso, encargó a su gobierno de coalición la elaboración de un paquete de medidas adicionales para reactivar la economía, ante la "extrema incertidumbre" de las perspectivas de la situación financiera global y sus repercusiones sobre la economía real, según explicó Aso.

El gobierno de Japón ya había diseñado anteriormente un programa de emergencia por un monto de 11,7 billones de yenes encaminado a mitigar los efectos del alza de los precios de la energía y de los alimentos sobre la economía doméstica y las empresas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios