El Banco de España pide al Gobierno más medidas fiscales restrictivas

  • El organismo aplaude las medidas de ajuste tomadas hasta ahora por el Ejecutivo, pero le urge a ponerlas en marcha cuanto antes.

Comentarios 17

El Gobierno debe estar preparado para llevar a cabo medidas fiscales restrictivas adicionales si la consecución de los objetivos presupuestarios se viera en peligro, según consta en el último boletín económico del Banco de España. El organismo supervisor califica de "adecuadas" las medidas de ajuste tomadas por el Ejecutivo, si bien subraya que es "crucial" su rápida puesta en marcha para garantizar la credibilidad de la senda de ajuste a medio plazo.

Según el Banco de España, el plan de consolidación fiscal está sujeto a riesgos apreciables, ya que algunas medidas tienen que ser todavía detalladas, en concreto las relativas a la consecución del techo de gasto para 2011 y todas las que afectan a los recortes en las Administraciones Territoriales, sobre todo el próximo año. Destaca que las medidas de ajuste fiscal suponen un paso importante para la consecución de los objetivos presupuestarios de 2010 y 2011 porque se han centrado en recortes permanentes del gasto público. En este sentido, incide en que la composición del ajuste relativa al gasto corriente es "apropiada".

Además, subraya que las medidas suponen un adelanto de los objetivos fiscales inicialmente fijados en la Actualización del Programa de Estabilidad, de forma que las dos terceras partes del ajuste se concentrarían en los dos primeros años de la consolidación, en 2010 y 2011. El Banco de España también señala que la adopción rápida de las medidas ha permitido contrarrestar las expectativas adversas de los mercados financieros sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas en España que tuvieron lugar en mayo. Estas medidas, resalta el organismo supervisor, han permitido cumplir con el Pacto de Estabilidad y Crecimiento, y que la Comisión Europea valore los objetivos fijados para 2013 y el esfuerzo fiscal planteado para la corrección del actual déficit excesivo.

Además, indica que la consolidación fiscal podría tener un cierto impacto sobre la renta disponible de las familias a corto plazo, que no obstante, se vería compensado por los efectos beneficiosos sobre la confianza de los hogares a medio plazo, consecuencia de la reducción de la incertidumbre que comporta el proceso de ajuste presupuestario. El Banco de España asegura que en el caso de la Administración Central la información disponible relativa al segundo trimestre aporta algunos signos de mejoría del déficit del Estado, por la reducción de los gastos de personal y el repunte de la recaudación presupuestaria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios