Bélgica se plantea emitir una orden de detención contra dirigentes de HSBC

  • Un juez de instrucción de Bélgica comunicó a la Fiscalía federal que está preparado para emitir una orden de arresto internacional contra antiguos y actuales dirigentes de la banca.

Un juez de instrucción de Bélgica comunicó a la Fiscalía federal que está preparado para emitir una orden de arresto internacional contra antiguos y actuales dirigentes de la banca británica HSBC en Suiza, dijo la portavoz de la fiscalía de Bruselas, Ine Van Wymersch. Agregó que el juez "no ha precisado las condiciones ni los plazos de las órdenes" que afectarían a ese banco, que en noviembre pasado fue inculpado en este país por fraude fiscal organizado y otros delitos económicos.

En particular, el juez "ha explicado que está a la espera de información de las autoridades suizas y que, por otra parte, se está en contacto permanente con directivos del banco suizo, que hasta ahora no le han hecho llegar los datos solicitados", indicó la portavoz. "HSBC no está jugando la carta de la transparencia", precisó la portavoz, que indicó que el objetivo del juez es "meter presión" para que se le envíen las informaciones pertinentes.

El planteamiento de la Fiscalía federal de Bélgica se conoce el mismo día en que el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ) reveló una lista mundial de personas con cuentas en la sucursal ginebrina del banco británico, incluidos más de 3.000 clientes belgas que habrían ocultado a Hacienda 6.200 millones de dólares. Esa entidad británica fue inculpada en noviembre pasado de fraude fiscal organizado, blanqueo, organización criminal y ejercicio ilegal como intermediario financiero.

El mismo juez envió hace dos meses una comisión rogatoria a las autoridades judiciales de Suiza, pero hasta el momento no ha recibido contestación, agregó la Fiscalía. Ante la falta de cooperación de las autoridades helvéticas, el juez de instrucción belga "ha dicho que podría emitir órdenes de detención contra antiguos y actuales dirigentes de la banca", con quienes "está en contacto permanente para que de forma voluntaria entreguen los datos solicitados, en concreto los montantes de las transacciones", según los medios belgas.

También citan que las sospechas de las autoridades belgas sobre ese banco se basan en su presencia y actividad en el país como gestores de banca privada para personas acomodadas del sector de los diamantes en Amberes (norte de Bélgica). Ese banco es sospechoso de haber animado a cometer fraude fiscal poniendo a disposición de clientes privilegiados la realización de operaciones con empresas ubicadas en paraísos fiscales (offshore), situadas en Panamá y las Islas Vírgenes, que no tenían actividad económica y sí el objetivo de ocultar activos de esas personas.

Más de un millar de contribuyentes belgas podrían haber realizado ese tipo de depósitos entre 2003 y 2015, que habrían resultado en un perjuicio para el fisco belga de varios cientos de millones de euros, según la agencia local Belga. La ICIJ, una organización con sede en Washington y que colabora con diferentes medios en el mundo, dio a conocer hoy que el banco HSBC tenía 106.000 clientes de 203 países del mundo que ocultaron a las haciendas públicas respectivas más de 100.000 millones de dólares, según un informe en su página web.

En el caso de Bélgica, las revelaciones del ICIJ afectarían a 4.612 cuentas bancarias que podría tener vinculación con la poderosa industria del diamante en Amberes. Las autoridades fiscales de Bélgica estudian desde julio de 2010 3.137 cuentas bancarias sospechosa en la sucursal ginebrina del HSBC que incluyen a 193 familias, entre ellos aristócratas, abogados, empresarios y atletas, recuerda el diario "De Morgen".

Entre los sospechosos hay 125 amas de casa, 34 estudiantes, incluido uno que contaba con una cuenta a su nombre con 20 millones de dólares, 21 menores y 97 desempleados, añade este medio. La denominada Lista Falciani, en la que figuran "miles de clientes del HSBC de Ginebra", como el fallecido presidente del Banco Santander Emilio Botín, el rey de Marruecos Mohamed VI o el monarca Abdalá II de Jordania, fue desvelada hoy en varios medios de comunicación internacionales. Esa lista fue elaborada con la información del HSBC de Ginebra que el informático Hervé Falciani grabó en un CD y entregó a la Hacienda francesa en 2009.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios