La Bolsa cae el 2,1% lastrada por los bancos

  • Bankia ha cedido el 7,28%, seguida de Caixabank, con un retroceso del 6,22%, en tanto que Banco Popular ha bajado el 6,18%, y Banco Sabadell, el 5,97%.

La bolsa española ha bajado este jueves el 2,1 por ciento, perjudicada por el retroceso de la banca tras acabar la prohibición de efectuar ventas a corto con sus títulos y por el nuevo retraso en la entrega del segundo rescate a Grecia.

El principal indicador de la bolsa española, el IBEX 35, cedía 183,50 puntos, el 2,1 por ciento, la mayor caída desde el pasado 5 de enero, hasta 8.558,10 puntos, nivel similar al del cierre de la tercera jornada de este ejercicio. Las ganancias anuales desaparecen y desde enero se acumulan unas pérdidas del 0,1 por ciento. En Europa, con el euro en 1,308 dólares, sólo ha subido París, el 0,09 por ciento, mientras que Milán ha bajado el 0,87 por ciento; el índice Euro Stoxx 50, el 0,18 por ciento; Londres, el 0,12 por ciento, y Fráncfort, el 0,09 por ciento.

La caída del 0,75 por ciento de Wall Street en la víspera, arrastrada por Apple y por la decisión del Eurogrupo de retrasar la entrega del segundo rescate a Grecia, 130.000 millones, pesaba en la apertura del mercado nacional. Además, influía el levantamiento de la prohibición de las ventas a corto con valores bancarios, decidida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores ayer, así como la rebaja de la nota de ocho comunidades autónomas y la revisión por Moody's de la perspectiva de 114 entidades financieras europeas por la crisis de deuda.

Por estas circunstancias, la bolsa española abría con una caída cercana al 2 por ciento, perdía el nivel de 8.600 puntos y en menos de una hora descendía hasta 8.500 puntos, con lo que volvía a registrar pérdidas anuales. Por su parte, el euro se cotizaba al comenzar el día a menos de 1,3 dólares (se situaba en niveles de hace casi cuatro semanas) y la rentabilidad de la deuda española a largo plazo avanzaba hasta el 5,55 por ciento (cota desconocida en las cinco última semanas). Tras el brusco retroceso inicial, la bolsa española se estabilizó entre 8.500 y 8.550 puntos, rango en el que se ha movido hasta poco antes de la apertura de Wall Street. Mientras tanto, el Tesoro española colocaba deuda a medio y largo plazo por importe de 4.100 millones y se recuperaba este mercado, aunque también se hablaba de la intervención del Banco Central Europeo.

Los tipos de interés en Suecia han bajado del 1,75 al 1,5 por ciento, el Ministerio de Economía decía que España entrará en recesión en el primer trimestre y Francia vendía bonos por valor de más de 10.000 millones. Antes de la publicación de las estadísticas estadounidenses, que acabaron ayudando a reducir las pérdidas de la bolsa española, el mercado perdió el nivel de 8.500 puntos con un descenso del 3 por ciento.

En Estados Unidos crecía la construcción de viviendas el 1,5 por ciento en enero, aunque los permisos de construcción aumentaron solo el 0,7 por ciento, en tanto que los precios de producción industrial subieron el 0,1 por ciento. Además, las peticiones semanales de subsidios de desempleo en los Estados Unidos bajaron en 13.000 y se situaron en 348.000, el nivel más bajo desde marzo de 2008, y se conocían los resultados de General Motors.

Las dudas de Wall Street en la apertura quedaban despejadas con la mejora de la actividad industrial en parte del este de los Estados Unidos -Fed de Filadelfia- y el mercado neoyorquino subía el 0,7 por ciento al cierre nacional, lo que limitaba la caída de la plaza española mientras se recuperaba el euro y el petróleo Brent se aproximaba a 120 dólares por barril. Todos los grandes valores han bajado: BBVA, el 4,09 por ciento; Banco Santander, el 2,56 por ciento; Telefónica, el 1,38 por ciento; Repsol, el 0,99 por ciento, e Iberdrola, el 0,9 por ciento.

Los bancos han copado los primeros puestos por pérdidas del IBEX, ya que Bankia ha cedido el 7,28 por ciento, seguida de Caixabank, con un retroceso del 6,22 por ciento, en tanto que Banco Popular ha bajado el 6,18 por ciento, y Banco Sabadell, el 5,97 por ciento. Sólo una compañía del IBEX ha concluido con ganancias, Mediaset, con el 2,35 por ciento, mientras que IAG ha registrado el menor descenso, el 0,63 por ciento.

En el mercado continuo ha presidido las pérdidas Fergo Aisa al ceder el 15,79 por ciento, en tanto que el Banco Pastor, cuyo beneficio cayó el 16,3 por ciento el año pasado, ha encabezado las ganancias con un alza del 4,83 por ciento. Antes del cierre del mercado de deuda, la rentabilidad de las obligaciones españolas a diez años bajaba diez centésimas y se situaba en el 5,31 por ciento, en tanto que el rendimiento del bono alemán aumentaba una centésima, hasta el 1,87 por ciento. El efectivo negociado se ha situado en 2.482 millones de euros, de los que cerca de 250 fueron intermediados por inversores institucionales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios