Botín achaca la crisis a los "excesos de la banca en los últimos años"

  • El presidente del Santander rechaza la entrada del Gobierno en el capital de los bancos españoles.

Comentarios 9

El presidente de una de las principales entidades bancarias de España y del mundo, Emilio Botín, considera que las turbulencias en el sistema financiero español no se han originado exclusivamente por las hipotecas 'subprime' de EEUU, sino que el problema ha estado también en "los excesos" en una época de bonanza. En este contexto rechaza la entrada del Gobierno en el capital de los bancos españoles como se ha hecho en otros países. Por todo ello Botín ha pedido a las autoridades que fomenten la transparencia, refuercen la supervisión y proporcione una 'hoja de ruta' que ofrezca respuestas coordinadas.

Durante la inauguración de la Conferencia de Banca Internacional que se ha celebrado esta mañana en la Ciudad Financiera Santander y que gira entorno a 'El papel del sistema financiero en la economía', el presidente de la primera entidad española y séptima mundial por capitalización bursátil ha subrayado la solvencia y transparencia de las entidades españolas negando que ninguna de ellas vaya a necesitar la toma de participaciones por parte del Gobierno de Zapatero, tal y como se ha visto obligado a hacer el Gobierno Bush con nueve de las mayores entidades estadounidenses. 

Para Botín en estos momentos será clave la contribución de las autoridades para atender la liquidez, fomentar la transparencia y reforzar la supervisión del sistema financiero para que éste salga fortalecido de la crisis. En su opinión el problema han sido los "excesos" y la perdida de referentes, con un gran desconocimiento de los clientes y los productos que se intermedian, aceptando niveles de endeudamiento desproporcionados.

A su parecer, las soluciones técnicas no han sido suficientes para devolver la confianza a los mercados, por lo que sería necesario "dar señales inequívocas bajo un liderazgo claro y compartido" en Europa que pasa por dar respuestas coordinadas que no generen confusión ni problemas en diferentes mercados. "Necesitamos una hoja de ruta", dijo Botín, partidario de que se dejen claras las reglas a seguir en caso de crisis.

Para Botín lo importante es que se mantenga un adecuado equilibrio competitivo entre las entidades financieras y que las medidas que se puedan afectar "no afecten al funcionamiento del mercado". Botín también incidió en la necesidad de valorar adecuadamente todos los riesgos en que se incurre y no olvidar que existen ciclos económicos y financieros, que el crédito no puede crecer indefinidamente, que la liquidez no siempre es abundante y barata, y que la innovación financiera no puede hacerse a espaldas del riesgo que conlleva.

No obstante, confió en que el sistema financiero "saldrá reforzado de la crisis" y podrá "continuar contribuyendo positivamente al crecimiento económico" si se dota de un marco de supervisión más completo y coordinado, de los incentivos adecuados y de una mayor transparencia.

El presidente del primer banco español asegura que la aportación de las entidades al nuevo escenario debe venir de recuperar las relaciones estables y directas con los clientes aportándoles valor, servicios y productos ajustados a sus necesidades. Botín también advierte que se debe gestionar con prudencia el riesgo al tiempo que se refuerce el gobierno corporativo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios