Botín pide regulación más ágil para que Europa sea un referente digital

  • La presidenta del Santander dice que es vital para competir "en igualdad de condiciones" con los 'gigantes' chinos y estadounidenses

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, junto a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ayer en un congreso en Madrid. El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, junto a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ayer en un congreso en Madrid.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, junto a la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ayer en un congreso en Madrid. / J.P. Gandul / efe

La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, reclamó ayer un contexto regulatorio "más ágil" que permita competir en Europa "en las mismas condiciones" en la era de la digitalización ante la llegada de gigantes americanos y chinos. En una mesa redonda organizada con motivo del I Congreso Industria Conectada 4.0, Botín aseguró que si no se quiere "acabar con bancos chinos y americanos en Europa, es muy importante que el entorno y el contexto incentive y nos permita competir en las mismas condiciones". "No tardemos cinco años, porque si tardamos cinco años vamos tarde", sentenció.

En su opinión, Europa necesita "campeones digitales", por lo que se requieren trabajadores creativos -que "se hagan preguntas, pues el consumidor cada día cambia sus hábitos"-, con empatía y valores y especializados en matemáticas, programación y algoritmos.

A este respecto, la directiva afirmó que Europa representa el "mejor modelo" para afrontar esta época de transformación, "no sólo en cuanto a base industrial, también en modelo social".

Botín se mostró "convencida" de que el cambio es necesario acometerlo "cuando uno está en situaciones de fortaleza". "Tenemos que pasar a la acción porque sabemos lo que funciona", dijo la presidenta del Santander en referencia a "ser mucho más ágiles" y "poner el foco en el talento". Y subrauó que en su entidad quieren "mantener lo que ha funcionado bien" y van a continuar con la atención personalizada en las sucursales.

En el mismo foro, el presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, advirtió que la digitalización "no es una época de cambio, es un cambio de época" y que adaptarse a ella no es una opción, sino que es algo "imprescindible" para las empresas y los países.

En una mesa redonda, Álvarez-Pallete destacó que "la oleada" que viene con el 5G lo cambiará todo, con la inteligencia artificial o el internet táctil, por lo que es necesario adaptarse "como personas, empresas y países".

Así, el primer ejecutivo de Telefónica subrayó que tanto Europa como España, que ha sido capaz de pasar a ser el país con mayor conectividad del continente europeo, tienen una "gran oportunidad" en este cambio de época, que será "cuatro veces el tamaño de la Revolución Industrial y lo va a cambiar todo".

No obstante, valoró la necesidad de contar con valores en esta época de cambios de reglas, ya que "se va a crear mucha riqueza pero también se corre el riesgo de que haya mucha disrupción". "Que ese reparto de riqueza sea justo", dijo.

Además, Álvarez-Pallete señaló que para afrontar este reto de la digitalización, para el que Telefónica es "un buen socio", las empresas deberán contar con "confianza, talento y coraje". "Formar talento no sólo en las capacidades más técnicas. También hacen falta abogados digitales, filósofos digitales... Las ciencias sociales van a ser esenciales, ya que las máquinas podrán emular pero no podrán ser", añadió al respecto.

Por su parte, la presidenta y CEO de Siemens España, Rosa García, destacó la importancia de poner al cliente "en el centro de todo" dentro de este proceso de digitalización. "Lo que hay es un cliente distinto, que espera cosas diferentes, productos personalizados, que las soluciones se adapten a lo que necesita y que el retorno de valor sea máximo", indicó. Por ello, García consideró que las empresas están obligadas "a cambiar, a maximizar la eficiencia de lo que se hace", ya que si no se aborda esta transformación se "perderá el tren".

El presidente de Indra, Fernando Abril-Martorell, lamentó que actualmente exista "una escasez de talento digital" con el que cubrir la demanda existente y pidió concienciarse de la situación de urgencia que supone este cambio, ya que "se está cambiando a mucha velocidad y si no se lidera como empresa, sector o país, se puede quedar en la parte más negativa de la transformación digital".

Para Abril-Martorell, todos los agentes se deben plantear cómo debe de ser su posicionamiento y qué deben tener para contar con éxito en esta época de transformación, para la que es necesario contar con liderazgo, talento y una estructura de gobierno "ágil" en la empresa.

Finalmente, el presidente de Accenture Iberia, Juan Pedro Moreno, señaló que la digitalización supone una ventana de oportunidad "para todo el mundo", ya que se puede "competir en el mercado internacional y prácticamente todos parten de cero". Moreno coincidió en que el cambio ha sido mucho más acelerado en todo lo que tiene que ver con el consumidor y subrayó que la industria tiene ahora el reto de ver "cómo incorpora la tecnología y se redefine el producto".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios