Brown y Barroso piden seguir trabajando en la reforma del sistema financiero

  • El primer ministro británico y el presidente de la Comisión Europea han querido dejar claro que la lucha contra el cambio climático no debe pasar a un lugar secundario a consecuencia de la crisis

El primer ministro británico, Gordon Brown, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, instaron este miércoles a seguir trabajando para consolidar la reforma del sistema financiero internacional y evitar así que vuelvan a producirse crisis como la actual.

También dejaron claro que la lucha contra el cambio climático no debe pasar a un lugar secundario a consecuencia de la crisis y confiaron en que los Veintisiete mantengan los objetivos de reducción de emisiones e impulso de las energías renovables que pactaron antes del inicio de las turbulencias.

En una comparecencia conjunta previa a la cumbre que reunirá a los líderes de la UE, Brown y Barroso mostraron su satisfacción por que Europa haya sido capaz de pactar una respuesta coordinada a los problemas en el sector financiero, pero recalcaron que es necesario ir más allá, con reformas a escala mundial.

El primer ministro británico subrayó que ahora "debemos pasar a la fase 2", en cooperación con otras economías mundiales, para resolver los problemas del sistema financiero -escasa transparencia y falta de supervisión, principalmente- que desencadenaron la crisis.

Barroso incidió en que Europa está liderando la respuesta mundial al desorden financiero, pero recalcó su voluntad de cooperar con otros gobiernos, especialmente con Estados Unidos, para definir los próximos pasos.

El presidente de la Comisión elogió el papel jugado por el premier británico en la crisis, al definir las medidas más adecuadas para afrontarla, que sirvieron de modelo para el plan conjunto del Eurogrupo y que han sido también imitadas por Washington.

Brown confió en que el enfoque adoptado por Reino Unido y el Eurogrupo -basado en reforzar la liquidez en el mercado interbancario y en inyectar capital a las entidades que lo necesiten- obtenga hoy el apoyo del resto de socios de la UE.

Pero insistió en que "tras la fase 1, debemos pasar a la fase 2", estableciendo objetivos comunes para garantizar que los problemas del sector financiero no vuelvan a repetirse.

Hizo hincapié en la importancia de fijar nuevas reglas de funcionamiento para los mercados financieros, introducir más transparencia y mejorar los mecanismos de supervisión.

Dado que se trata de mercados globales, la respuesta también debe ser global, recalcó.

Por eso, propuso, entre otros cambios, revisar las responsabilidades de las instituciones financieras multilaterales, como el Fondo Monetario Internacional (FMI), establecer mecanismos de alerta en caso de crisis y crear colegios de supervisores para vigilar a las entidades multinacionales.

Respecto a la política frente el calentamiento global, los dos líderes estuvieron de acuerdo en que "no es el momento para abandonar los objetivos" de reducción de las emisiones, promoción de la eficiencia energética e impulso de las fuentes renovables.

La lucha contra el cambio climático "no es un digestivo que sólo tomamos cuando estamos bien", afirmó Barroso, quien advirtió de que si Europa deja de ser líder en este ámbito, el resto de economías tendrán menos incentivos para continuar por esa senda.

El presidente de la Comisión pidió a los Veintisiete que "no cometamos el mismo error que con la crisis financiera", de no anticiparnos a los retos.

Brown, por su parte, señaló que los argumentos para reducir las emisiones contaminantes no son sólo medioambientales y recordó que a la UE también le conviene, para garantizar la seguridad del suministro, reducir su dependencia de una materia prima tan volátil como el petróleo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios