Bruselas confirma que el rescate a Portugal costará 80.000 millones de euros

  • Los Veintisiete exigen al país un plan de ajuste que incluya un "ambicioso programa de privatizaciones" y reformas para estabilizar la economía.

Comentarios 16

La Unión Europea exigió a las fuerzas políticas portuguesas que pacten un "estricto" paquete de ajustes, reformas y privatizaciones a cambio de un rescate que, según su primera estimación, alcanzará los 80.000 millones de euros. El paquete deberá incluir un "ambicioso ajuste fiscal", una reforma del mercado de trabajo y "un programa de privatizaciones", así como medidas para garantizar la solvencia de la banca, entre otras iniciativas aún por definir.

El programa presentado por el Gobierno socialista luso el 11 de marzo pasado, que fue rechazado por el Parlamentoprovocando la crisis económica y política actual, será el "punto de partida" del programa que debe ser acordado, aunque probablemente será aún más duro. "Debe ser más duro y global que el que fue rechazado por el Parlamento" luso porque, "de otro modo, no tiene sentido garantizar los préstamos a nadie", dijo el ministro de Finanzas finlandés, Jyrki Katainen, antes de entrar en la reunión con sus colegas comunitarios donde se discutió el rescate de Portugal.

Por este motivo, los ministros de Finanzas de la UE pidieron a las fuerzas políticas portuguesas que aparten sus diferencias y alcancen un acuerdo entre todos los partidos sobre el paquete de ajustes que permita desembolsar la ayuda. El objetivo es que el Gobierno que salga de las urnas tras las elecciones anticipadas del próximo 5 de junio pueda poner en marcha lo acordado "rápidamente" y no retome la negociación de los términos de la ayuda, como ha ocurrido en el caso de Irlanda. Los ministros de Finanzas europeos reunidos en Gödöllö (Hungría) encargaron a la Comisión Europea y al Banco Central Europeo que inicien "inmediatamente" los trabajos preparatorios del rescate junto con el Fondo Monetario Internacional (FMI), para poder aprobar el programa de asistencia a mediados de mayo.

Aunque los términos concretos del programa serán decididos en las próximas semanas, el comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, adelantó que éste podría ascender a los 80.000 millones de euros y cubrir las necesidades de financiación del país durante los próximos tres años. Asimismo, consideró que probablemente incluirá una partida para garantizar la liquidez y la solvencia del sector financiero luso, aunque evitó hacer estimaciones sobre la cantidad que podría necesitar la banca del país. El comisario consideró que Portugal podrá resistir sin la ayuda internacional hasta mediados de mayo y confió en poder acabar el trabajo a tiempo de cubrir los importantes vencimientos de junio. El consejero delegado del fondo de rescate de la zona del euro, Klaus Regling, aseguró que el fondo está preparado para lograr financiación para Portugal en el plazo de diez días, una vez que la UE y el FMI lleguen a un acuerdo con las autoridades lusas sobre el programa de asistencia financiera.

Cuando Portugal reciba la ayuda, será el tercer país de la zona euro en ser rescatado en el último año, tras Grecia e Irlanda. Precisamente, la Unión Europea se esforzó por transmitir el mensaje de que Portugal será la última víctima de la crisis de la deuda, y que ésta no se extenderá hasta alcanzar a otros países de la periferia de la zona euro, como España. "Estoy convencido de que España no necesitará asistencia financiera externa", dijo el comisario Rehn, tras lo cual aseveró que España ha tomado "medidas muy valientes" de consolidación fiscal y reformas estructurales, como la de las cajas de ahorros.

También la ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, dijo que Portugal será el último país europeo en necesitar un rescate y descartó que España vaya a seguir ese camino. La ministra y vicepresidenta segunda del Gobierno explicó que España cuenta con una economía mucho "más grande" y con un futuro por delante "mucho mejor" que Portugal, y aseguró que "las cifras" avalan su afirmación.

El FMI recibe la petición de ayuda de Portugal 

El director gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Dominique Strauss-Kahn, dijo este viernes que Portugal ha solicitado ayuda financiera al organismo y aseguró que la institución está lista para ayudar al país. "Estamos listos para sumarnos al esfuerzo junto con nuestros socios europeos para ayudar a restaurar el crecimiento y la estabilidad financiera en Portugal", afirmó el titular del FMI en un comunicado. 

"Estamos listos para movernos con rapidez en esta petición y mantener conversaciones urgentes con el Gobierno portugués, junto con la Comisión Europea y el Banco Central Europeo sobre un programa económico respaldado por los principales partidos políticos", añadió Strauss-Kahn. El titular del FMI dio la bienvenida también al anuncio realizado por el Eurogrupo y los ministros del Ecofin indicando que los preparativos para alcanzar un acuerdo de ayuda a Portugal comenzarán "inmediatamente". Con tipos de interés próximos al 10% en el medio plazo y por encima del 8,6% en los vencimientos a diez años, que sirven de referencia, Portugal se ve obligado a seguir emitiendo deuda para llegar a fin de mes. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios