Bruselas sospecha que el Gobierno de Rajoy infló los datos de déficit de 2011

  • La Comisión Europea cree que el Ejecutivo adoptó esta medida para apuntarse una mejoría este año. También critica que haya retrasado los presupuestos a después de las elecciones andaluzas.

Comentarios 37

La Unión Europea podría tomar medidas antes de mayo contra el nuevo Gobierno español por retrasar la introducción de nuevas medidas de austeridad hasta la celebración de las elecciones autonómicas en Andalucía el mes que viene, dijeron a Reuters fuentes cercanas al proceso.

Aunque no se ha tomado aún una decisión, la Comisión Europea cree que el nuevo Gobierno infló las cifras de déficit de 2011 para que los datos de este año resulten más favorables. Además, según indicaron tres altos cargos de la UE, España no está actuando con la rapidez necesaria para atajar el deterioro de las cuentas públicas, poniendo en peligro el crecimiento del país a largo plazo.

A la pregunta de si el comisario europeo de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, tomaría medidas y recomendaría que los ministros de Finanzas de los Veintisiete adopten sanciones contra España, uno de los altos cargos dijo: "Es muy probable"."No es lo que deseamos. Pero si hay una desviación y es casi inevitable, tendremos que hacerlo", añadió la fuente, que habló a condición de no ser identificado.

Una eventual sanción contra España por el incumplimiento de los objetivos de déficit, posiblemente en forma de multa, no estaría relacionada con otro informe de la Comisión sobre desequilibrios macroeconómicos, que también se espera apunte a España.

Bruselas abrió un procedimiento de déficit excesivo a España en 2009 por incumplir el límite de déficit público fijado por la UE en el 3 por ciento del PIB. Hasta 23 de los 27 miembros de la UE tienen expedientes abiertos por este procedimiento, pero Madrid se enfrenta a una sanción de hasta un 0,1 por ciento de su PIB por no recortar su déficit.

De confirmarse, las sanciones serían un varapalo para el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que confía en lograr una suavización de las ambiciosas metas de déficit actuales a cambio de introducir unas ambiciosas reformas económicas.Responsables del Ejecutivo prefirieron no comentar las informaciones.

Rajoy dijo que el déficit público podría situarse en torno al 8 por ciento o más en 2011, una desviación que achacó en gran medida a la gestión del anterior Ejecutivo y al incumplimiento de los objetivos en las Comunidades Autónomas. Este cálculo del déficit, que no es de carácter oficial, contrastaría en caso de confirmarse con el objetivo del 6 por ciento comprometido con Bruselas. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios