CCOO y UGT piden una reunión con Rajoy para negociar la reforma laboral

  • Los sindicatos califican los últimos encuentros de "meras reuniones técnicas" y envían una carta al Gobierno solicitando la apertura de un proceso de negociación.

El secretario de Acción Sindical de UGT, Toni Ferrer, ha revelado que los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, han enviado una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para que abra "un proceso de negociación" sobre la reforma laboral.

Antes de la reunión del Consejo Confederal de UGT en el que se va a tratar la reforma laboral, Ferrer ha señalado que la voluntad de querer negociar no se realiza a través de los medios de comunicación, en referencia a las declaraciones que realizó ayer la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, pidiendo propuestas concretas a los sindicatos. Al respecto, ha añadido que los últimos encuentros entre el Ministerio de Empleo y los sindicatos han sido "meras reuniones técnicas" en las que el Gobierno trata de justificar sus medidas.

Ferrer también se ha referido a las declaraciones del presidente de la CEOE,José Luis Feito, que afirmó que se debería retirar el subsidio por desempleo a los parados que rechacen una oferta de trabajo, y las ha calificado de "socialmente repugnantes". Ha pedido que se recupere la sensatez porque se está hablando de las personas que peor lo están pasando en este país.

Ferrer ha insistido en que el decreto ley aprobado por el Gobierno contiene ciertos puntos que podrían ser inconstitucionales, como el propio procedimiento, ya que no está justificado utilizar el trámite de urgencia con las medidas que se plantean, "sobre todo cuando el propio Gobierno ha insistido en que la reforma no va a tener un efecto inmediato sobre la creación de empleo". También podrían resultar inconstitucionales el laudo obligatorio, que "vulnera el principio de autonomía colectiva y libertad sindical", y el periodo de prueba de un año para la contratación en empresas de menos de 50 trabajadores. Ha añadido que la reforma laboral además podría violar el principio de igualdad porque "discrimina entre los desempleados que cobran prestación y los que no".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios