La CEA asume en solitario la voz institucional de los empresarios

  • Las cámaras de comercio se limitarán a labores consultivas y encomiendas de gestión · El Consejo Superior no garantiza la viabilidad de los 14 órganos camerales andaluces.

Los números no cuadran. Pese a los esfuerzos del Consejo Andaluz de Cámaras y de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), será una auténtica proeza mantener dentro de la foto empresarial andaluza a ocho patronales provinciales junto a otras 14 cámaras de comercio, muchas de ellas de carácter local o comarcal. El fin de la cuota cameral forzosa y el tijeretazo del Gobierno a las subvenciones a las patronales han llevado a ambas entidades a buscar sinergias para ahorrar gastos. Fruto de este entendimiento forzoso, el presidente de la CEA, Santiago Herrero, y su homólogo en el Consejo Andaluz de Cámaras, Antonio Ponce, rubricaron ayer un acuerdo marco de cooperación que desarrolla el pacto a nivel nacional suscrito en diciembre entre la CEOE y el Consejo Superior de Cámara.

El documento consagra a la CEA como "única y legítima interlocutora empresarial", especialmente "en todas aquellas cuestiones que se deriven de la concertación social, del marco de las relaciones laborales y el empleo y de la participación institucional".

Las cámaras de comercio se limitarán a "aquellos servicios y actividades derivados de su carácter de corporación de derecho público, tales como certificaciones, funciones consultivas, encomiendas de gestión, representación en otros organismos camerales". Precisamente, este carácter de corporación de derecho público ha supuesto el principal escollo para su fusión con las patronales, que se rigen por el derecho privado.

Ponce no quiso poner la mano en el fuego por la continuidad de todas las cámaras. "Las circunstancias son las que son. Habrá algunas que podrán subsistir y otras que no. Pero todavía queda tiempo para determinar si vamos a perder alguna de las 14 cámaras andaluzas", señaló.

El ahorro provendrá de la prestación conjunta de una serie de servicios que hasta ahora se habían solapado, como formación, internacionalización, apoyo a emprendedores, participación en ferias o elaboración de estudios. Además, se promoverá la "racionalización del uso de espacios".

El pacto traslada a las cámaras y organizaciones empresariales de cada provincia la responsabilidad de acordar la puesta en práctica de las medidas de ahorro. Una de las provincias donde estaba más avanzado este acuerdo es Sevilla, donde tanto la patronal como la cámara -presididas por Antonio Galadí y Francisco Herrero, hermano de Santiago Herrero, respectivamente- habían pactado la creación de una empresa participada al 50% por ambas entidades para la prestación. Sin embargo, las conversaciones llevan meses encalladas en la designación de quién debe presidir esta sociedad, para la que se plantea el nombramiento de un tercero para evitar más discordias entre Herrero y Galadí.

En este marco hay que encuadrar la advertencia con la que Santiago Herrero cerró su intervención en el acto de la firma, a la que asistieron todos los presidentes de las patronales provinciales y de las 14 cámaras andaluzas. Santiago Herrero hizo un llamamiento al "diálogo permanente y evitar posiciones individualistas en territorios y situaciones extemporáneas".

Antonio Galadí y Francisco Herrero comparecieron juntos tras el acto e hicieron suyas las palabras del presidente de la CEA. "Hace falta frialdad, inteligencia. El acuerdo gira alrededor de una entidad: el empresario. Todo lo que hagamos a su favor es poco y lo que dejemos de hacer pecado mortal nuestro", manifestó Galadí. Herrero quitó peso a la discordia de la presidencia de la nueva sociedad. "No es lo más importante. La paridad está reconocida en el convenio que se ha firmado y ya veremos cómo lo organizamos", agregó el presidente de la cámara sevillana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios