La CNMV recomienda más consejeras en las cotizadas y la devolución de primas

  • El Código de Buen Gobierno promueve que se devuelvan los incentivos si no se cumplen objetivos

La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) quiere aumentar la presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas cotizadas y que los directivos devuelvan las bonificaciones o primas en caso de que no se cumplan los objetivos establecidos por la firma.

Estas son algunas de las novedades del Código de Buen Gobierno que el supervisor bursátil tiene previsto presentar esta semana. Se ha convertido en el proyecto estrella de la presidenta del organismo, Elvira Rodríguez, que asegura sentirse "muy orgullosa" de un texto que sustituirá, tras ocho años de vigencia, al anterior.

El nuevo código, que incluirá principios además de recomendaciones siempre dentro del marco de la ley de sociedades de capital, pone el énfasis en la política de remuneraciones, ya que presupone que para atraer el mejor capital humano la retribución de los consejeros se centra excesivamente en el corto plazo.

Para corregir esto, la CNMV pretende que los consejeros devuelvan las primas o incentivos por objetivos si se demuestra que éstos no se han cumplido, y que se difiera el pago de parte de la retribución variable hasta que se compruebe que efectivamente "se han cumplido las condiciones de rendimiento previamente establecidas".

Parte de esta retribución variable deberá efectuarse mediante la entrega de acciones u opciones sobre acciones, y por lo que respecta a las indemnizaciones, la CNMV recomendará que en ningún caso su importe sea mayor que el doble de la retribución anual total.

El organismo que preside Elvira Rodríguez quiere combatir la escasez de mujeres en los consejos de administración de las empresas cotizadas, y aunque no se trata de una obligación, recomendará que antes de 2020 el porcentaje de consejeras sea de al menos un 30%.

Actualmente, la presencia de mujeres en consejos de administración supera por muy poco el 10% de representación.

El nuevo código también espera poder aumentar la transparencia en lo relativo a aquellas empresas que mantienen compromisos de responsabilidad social corporativa, es decir, que aquellas que afirman "ser verdes" y seguir una política de respeto al medio ambiente, lo sean realmente.

Por lo que respecta a la protección a los accionistas minoritarios, uno de los mandatos fundamentales de la CNMV establecerá que se ha de delimitar con claridad el funcionamiento de las juntas de accionistas, que es donde los accionistas minoritarios están legítimamente representados.

Y en lo relativo a los consejos de administración, habrá de especificarse la frecuencia exacta de las reuniones, la dedicación de los consejeros, la separación de los cargos de presidente del consejo y primer ejecutivo de la sociedad, o la forma en que se puede garantizar la diversidad de los consejeros.

El nuevo código también contempla que los miembros de la comisión de auditoría cuenten con experiencia en contabilidad y sean, en su mayoría, consejeros independientes.

Otro punto que aborda el nuevo texto es el de la gestión de riesgos, que debe atribuirse de forma "indelegable" al consejo de administración de las empresas, que deben contar con una unidad interna "específica" para que ello.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios