Cobre Las Cruces eleva un 50% la producción de cobre y gana 37,5 millones en 2011

  • La compañía minera factura 258 millones y confía en alcanzar los 400 este año · Logra a final de año la velocidad de crucero

Cobre Las Cruces entra con fuerza en la senda del beneficio tras dos años y medio de explotación. La compañía minera propiedad de la canadiense Inmet Mining ganó el año pasado 37,5 millones de euros, frente a los 11,8 millones de pérdidas de 2010, primer ejercicio de explotación completa del complejo. También facturó más: 258 millones en 2011, 102 millones más que en 2010 y muy por encima de los 21 millones de ventas totales en 2009, el primer año de vida útil de la mina.

Este buen resultado obedece, por un lado, al alto precio del cobre en el mercado mundial, que hace su extracción muy rentable. Y, por otro, al incremento progresivo de la producción de la planta hidrometalúrgica situada en los términos municipales de Gerena, Salteras y Guillena. El año pasado se alcanzaron las 42.140 toneladas de cátodos de cobre, un 48% más que el anterior, y en el final del ejercicio prácticamente se llegó al ritmo de diseño (72.000 toneladas por año y 6.000 por mes) que se esperaba conseguir cuando se concibió el complejo. Así, en diciembre la producción fue de 5.017 toneladas, lo que supone lograr el objetivo previsto si se tiene en cuenta que la mina estuvo unos días parada por motivos técnicos. "2011 ha sido muy positivo para Cobre las Cruces: gracias a las mejoras introducidas en los procesos se ha avanzado hacia el ritmo de producción de diseño y eso ha hecho que los costes unitarios disminuyan", afirma Damien Marantelli, consejero delegado de la compañía, que precisa que unos niveles altos de producción en un negocio como éste son claves para lograr la rentabilidad.

Con "la curva de rendimiento cada vez más empinada", este ejercicio se presenta aún mejor para Cobre Las Cruces, con una producción que oscilará entre 61.700 y 68.600 toneladas de cátodos y una facturación de 400 millones de euros, según las previsiones de la empresa. El consejero delegado confía en que los indicadores positivos en Estados Unidos y el tirón de las economías asiáticas permitan mantener una demanda suficiente como para que el precio del cobre siga alto. En España, sin embargo, las ventas de este metal se han reducido algo por la crisis económica, lo que ha hecho que Cobre Las Cruces haya exportado una pequeña parte de su producción en 2011, menos del 10%, a Turquía e Italia. Marantelli espera que esta tendencia siga e incluso se acreciente en 2012, aunque precisa que la vocación de la sociedad es surtir al mercado nacional.

Marantelli hizo balance también de dos de los aspectos que más preocupan a la compañía: la seguridad y el medio ambiente. Respecto a lo segundo destacó el hito de la puesta en marcha de la planta de tratamiento de aguas, tras una inversión de 30 millones. Esta consigue depurar el agua del acuífero Niebla-Posadas, sobre cuya capa freática está situada la mina, "hasta alcanzar el agua potable antes de su reintegración".

La compañía ha recurrido, por otro lado, la petición del fiscal para que se impute a tres directivos de la compañía por posible delito de daño continuado al medio ambiente. Marantelli expresó su confianza en el proceso legal. "No pensamos que haya culpabilidad y estamos dispuestos a defender en los tribunales la inocencia de la empresa", señaló. Otro asunto judicial relacionado con la empresa es el accidente laboral que costó la muerte de un operario en mayo de 2010. El consejero delegado dejó claro que respeta la investigación judicial y defendió que el accidente "no se podía prever". Marantelli afirmó, además, que el nivel de seguridad en la mina se ha incrementado, como demuestra la reducción en un 50% de los accidentes laborales.

Cobre las Cruces ha invertido ya 840 millones en la fábrica, de los cuales 39,5 se destinaron el año pasado al desarrollo de la tercera fase de la mina a cielo abierto. Los picos de empleo llegaron a las 2.500 personas en la construcción y ahora son 873 las que trabajan día a día en la planta. El complejo tiene garantizada una vida útil de doce años y medio.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios