Desestimada la demanda de ACS contra la última junta de Iberdrola

  • La constructora pretendía impugnar el veto de la eléctrica a su entrada en el consejo

El juzgado de lo Mercantil número 2 de Bilbao desestimó ayer la demanda de impugnación que presentó ACS contra algunos de los acuerdos adoptados en la última Junta General de accionistas de Iberdrola -celebrada el 27 de mayo de 2010-, en la que se negó a la constructora la presencia en el consejo de la eléctrica.

Los artículos impugnados por ACS hacían referencia al derecho de información de los accionistas, a las facultades del presidente, a la cesión de voto, al voto de los accionistas con conflicto de intereses y a la reducción del número de integrantes del consejo de administración. En la sentencia, fechada el 10 de enero y publicada ayer, el tribunal recoge que ACS pretendía, como principal accionista de Iberdrola con casi el 20% de su capital, contar con representación en su consejo.

El magistrado Aner Uriarte absuelve a Iberdrola "de todas las pretensiones" contenidas en la demanda de ACS, reparte las costas entre las dos compañías y establece 20 días de plazo para poder presentar un recurso de apelación ante la Audiencia vizcaína. Sin embargo, el juez no entró a valorar si es correcto el razonamiento de Iberdrola cuando rechazó permitir la entrada de la constructora en el consejo, ya que este asunto deberá resolverlo la Audiencia vizcaína.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios