Destacan el "efecto positivo" de los desastres naturales sobre el turismo

  • El interés por conocer zonas afectadas incrementa la cifra de viajeros, según Skyscanner.es

El portal de búsqueda de viajes Skyscanner.es asegura que los desastres naturales tienen "un efecto positivo" sobre el turismo. Aunque inundaciones o terremotos tengan un efecto devastador sobre personas o bienes, el interés por conocer la zona afectada o el deseo de ayudar en su recuperación incrementa el número de turistas interesados en visitar estos lugares.

Las inundaciones de Tailandia y los terremotos registrados en Japón y Nueva Zelanda en 2001 tuvieron efectos negativos en las regiones aunque, aparentemente, "poco efecto" a largo plazo sobre el turismo.

Así, según los datos de Skyscanner, Tailandia sufrió un devastador tsunami en diciembre de 2004, en el que murieron más de 5.000 personas, la mitad de ellas turistas. Este año, los visitantes aumentaron un 22%, después de haber tenido un crecimiento del 12,63% durante 2010.

Actualmente el número de visitantes a Tailandia es de unos 20 millones, aproximadamente dos veces más de los que tenía antes del tsunami, y las búsquedas de vuelos, según Skyscanner, no se han visto afectadas.

Otro caso curioso es Islandia, donde la aerolínea Icelandair envió un comunicado de prensa durante los días de la erupción del volcán Grimsvotn en mayo de 2011 instando a los visitantes a llegar rápidamente a ver las cenizas antes de la operación de limpieza las hiciera desaparecer.

Eyjafjalla, que cerró los cielos de Europa en 2010, es hoy uno de los recorridos más populares de la isla y ha sido inaugurado un museo en el primer aniversario de la erupción en la que nadie murió.

Las búsquedas de vuelos a Japón en Skyscanner cayeron en marzo después del terremoto y el tsunami que mataron a 18.000 personas, aunque recuperaron a finales de año a un nivel superior a como estaban antes del desastre.

En Nueva Zelanda, el terremoto de febrero de 2011 golpeó duramente a Christchurch y causó 181 muertos. Canterbury estima que perdió al menos 308,8 millones de euros en el gasto que hubieran generado los visitantes internacionales y 900 puestos de trabajo tras el sismo, debido a la pérdida de alojamientos y del centro de convenciones.

Sin embargo, las búsquedas de Nueva Zelanda han recuperado los niveles anteriores al terremoto en junio y siguieron subiendo hasta final de año, ayudadas por el Mundial de rugby de octubre. El lanzamiento de la película El Hobbit, prevista para finales del 2012, también contribuirá a que la industria se recupere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios