EEUU invertirá 250.000 millones de dólares en comprar acciones a bancos

  • La Administración Bush da un giro a su plan de rescate y opta por una nacionalización parcial de la banca para desbloquear el crédito · El Estado avalará los préstamos entre entidades durante los 3 próximos años

EEUU emula a Europa. Las medidas anunciadas ayer por el Gobierno estadounidense son un calco de las puestas en marcha a este lado del Atlántico. Así, el Tesoro de EEUU confirmó que inyectará capital a los bancos a través de la compra de acciones y avalará los préstamos que las entidades se hacen entre sí con el objetivo de desatascar el mercado interbancario. El anuncio supone dar un giro frente al plan inicial de Washington que se limitaba a comprar activos contaminados a las instituciones financieras.

Bajo los términos del programa aprobado por la Administración Bush, que tendrá carácter voluntario y temporal, y que forma parte del plan de rescate financiero de 700.000 millones de dólares aprobado el 3 de octubre, el Tesoro comprará hasta 250.000 millones de dólares en acciones senior preferentes de aquellos bancos y entidades de crédito que decidan participar en el programa hasta el próximo 14 de noviembre. La medida busca ayudar tanto a los bancos fuertes para que ofrezcan préstamos de nuevo, como a aquellas instituciones que presentan dificultades para que logren estabilizarse.

La cantidad máxima suscribible por entidad será de 25.000 millones. Los títulos, adquiridos por el Tesoro, proporcionarán el derecho a un dividendo anual del 5% los cinco primeros años y del 9% a partir de esa fecha. Además, las acciones no otorgarán derechos de voto.

Por otra parte, el plan también contempla que la Corporación Federal de Garantía de Depósitos (FDIC) garantice la mayor parte de la nueva deuda emitida por los bancos de EEUU durante los tres próximos años, es decir, que avale los préstamos entre ellos. En concreto, FDIC garantizará hasta el 30 de junio de 2012 la mayor parte de las emisiones de deuda realizadas hasta el 30 de junio de 2009.

Nueve grandes instituciones financieras han acordado ya participar tanto en el programa de compra de acciones como en el plan de garantías. Se trata de Citigroup, JPMorgan Chase (que recibirán 25.000 millones), Bank of America, Wells Fargo (20.000 millones), Goldman Sachs, Morgan Stanley (10.000 millones), Bank of New York Mellon y State Street (2.000). Estas entidades deberán aceptar unas normas "más estrictas" en la retribución de sus ejecutivos durante el periodo en el que el Tesoro ostente participación en ellas. "Estamos tomando medidas agresivas y sin precedentes para enfrentar la crisis financiera", reconoció el presidente Bush en una comparecencia en los jardines de la Casa Blanca. "Ésta es una medida esencial a corto plazo para asegurar la viabilidad del sistema bancario estadounidense", sentenció.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios