Ebro gana 32 millones hasta marzo, un 20% menos, tras la venta de Puleva

  • La compañía cerrará la compra de Sunrice y la división de arroz de SOS después de junio

Ebro Foods registró un beneficio neto de 32,16 millones en el primer trimestre, lo que supuso un descenso del 20,2% respecto al mismo periodo del año anterior, que incluía el negocio lácteo (Puleva), vendido a Lactalis. Excluida esta división, el beneficio neto subió un 9,6%.

La cifra de ventas creció un 0,8% entre enero y marzo, hasta 426,12 millones, mientras que el resultado bruto de explotación (Ebitda) se situó en 63,38 millones, un 4,6% menos.

El grupo presidido por Antonio Hernández-Callejas destacó que, tras obtenerse un resultado "excepcional" en el primer trimestre de 2010, los resultados de los tres primeros meses de este año han sido buenos considerando el escenario "extraordinario" de materias primas.

La compañía consideró además que el retroceso del Ebitda no será extrapolable a todo el ejercicio, al tiempo que avanzó que está implementando nuevas subidas de precios, por lo que recuperará los niveles de rentabilidad previos.

Por áreas, la división de arroz aportó 200,2 millones a la facturación del grupo, un 1,2% más, gracias a las actividades industriales. El Ebitda decreció un 4,7%, hasta 27,5 millones, debido a mayores costes en EEUU por el retraso en el cierre de la fábrica de Houston, que ha seguido operando hasta final de abril. Las ventas de la división de pasta subieron un 2,3%, hasta 236 millones, pero el Ebitda bajó un 7%, hasta 38,8, debido al alza de los precios del trigo duro.

Ebro Foods aseguró, asimismo, que la compra de la división arrocera de SOS y del grupo australiano Sunrice "no se materializará antes de junio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios