Economía frena el intento de algunas de cajas de sanearse a cargo de sus reservas

  • El BCE aplaude la reforma financiera pero avisa contra las fusiones entre entidades débiles

El Ministerio de Economía ha impedido el intento de algunas cajas que participaron en la primera oleada de fusiones de acometer el saneamiento adicional de su exposición al riesgo inmobiliario con sus reservas, según informaron ayer Efe fuentes financieras.

La normativa permite a las entidades que se fusionen disponer de un año para hacer ajustes de valor y provisiones con cargo a su patrimonio, con lo que algún grupo interpretó que lo podía emplear también para el saneamiento que les exige el Gobierno. Según las fuentes consultadas, un grupo de cajas solicitó esta vía, pues les libra de cargar la mayor parte del saneamiento contra sus resultados, evitando quedar abocadas a una fusión si no quieren entrar en pérdidas o pedir fondos públicos.

El Ministerio declinó hacer comentarios sobre esta supuesta solicitud, pero recordó que según la nueva circular del Banco de España, las entidades financieras que hayan llevado a cabo una fusión en 2011, excepto las iniciadas después del 1 de septiembre de ese año, no podrán realizar su saneamiento contra patrimonio. Todo esto constituye un mensaje para Bankia, Banca Cívica o BMN, pues como fecha de su fusión se considera el 1 de enero de 2011. También para Liberbank y Caja España-Duero, en fase de fusión con Unicaja y que sin embargo ha comunicado su saneamiento por separado de la entidad malagueña. De estos cinco grupos, Bankia es el único que ha presentado sus cuentas de 2011 y no ha utilizado sus reservas para acometer el saneamiento adicional.

Por otra parte, el BCE emitió ayer un dictamen en el que alabó la reforma financiera, si bien advirtió que no deben hacerse fusiones entre entidades débiles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios