El Ejecutivo reduce de forma drástica el presupuesto para apoyar el vehículo eléctrico

  • Se seguirá financiando el 25% de la compra, pero el montante total pasa de 49 millones a 10

Comentarios 1

El Gobierno redujo ayer de 49 millones de euros a 10 millones las ayudas para la compra de vehículos eléctricos para el año 2012. Esta decisión deja sin efecto la del pasado 18 de noviembre del anterior Gobierno socialista, que había arbitrado una partida de 49 millones de euros. El Ejecutivo mantiene, en cualquier caso, las mismas condiciones y el mismo sistema de gestión para el acceso a estas ayudas.

El Gobierno entiende que con el nuevo Real Decreto se compatibiliza el objetivo de reducción del gasto con el apoyo a la demanda de este tipo de vehículos y sus efectos positivos de eficiencia entre el sector del automóvil y el de la energía, así como la incorporación de tecnología nueva e innovadora.

En la regulación de las ayudas, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo subvencionará un 25% del precio de venta antes de impuestos del vehículo, con un máximo de 6.000 euros por unidad para flotas y usuarios particulares y de hasta 30.000 euros para los vehículos industriales, en función de su tipología.

Las ayudas van dirigidas a personas físicas, autónomos, empresas, administraciones públicas y las sociedades o entidades que tengan consideración de carácter público estatal, autonómico o local. En ellas se enmarcan la adquisición, operaciones de financiación y el arrendamiento.

Las subvenciones también abarcan prácticamente todos los segmentos de vehículos: turismos, furgonetas, furgones, autobuses motocicletas y cuadriciclos.

En caso de que las baterías no estén incluidas en la ayuda el porcentaje del 25% establecido pasaría a ser del 35%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios