Equipajes perdidos, retrasos y cancelaciones copan las reclamación en viajes

  • Según la UCA/UCE, este tipo de quejas aumentan de manera considerable en septiembre

Comentarios 1

La Unión de Consumidores de Andalucía (UCA/UCE) apuntó ayer que en el mes de septiembre aumenta "considerablemente" el número de quejas y reclamaciones que obedecen a irregularidades en los productos o servicios contratados durante las vacaciones, sobre todo a la pérdida de equipajes o deterioro y retrasos y cancelaciones de vuelos.

En una nota, UCA/UCE recomendó "ante todo" no esperar al regreso para interponer las reclamaciones y hacerlo cada vez que se detecten de manera que "será mucho más fácil dejar constancia de la queja" e indicó que el usuario "debe conocer sus derechos" y leer bien las condiciones del viaje establecidas en el contrato con la aerolínea o la agencia.

En el caso de alojamientos turísticos, con carácter general, si la anulación de la reserva se produce con menos de siete días de antelación, se puede perder la totalidad de la señal, aunque dependiendo del tipo de alojamiento y de la región a la que pertenezca pueden varias las condiciones.

En los transportes, la cancelación de un medio terrestre no suele generar demasiados problemas, salvo una penalización por parte de la empresa. Sin embargo, "los mayores problemas de la cancelación surgen en torno a los billetes de avión" puesto que sólo se pueden cancelar los billetes adquiridos cuyas condiciones generales lo permitan.

Así, los billetes de turistas con restricciones, o bien no permiten cambios de ningún tipo ni cancelaciones, o bien lo permiten con unas condiciones muy gravosas en la mayoría, por lo que una queja "muy frecuente" de los consumidores es la negativa de la compañía aérea a cancelar o modificar un viaje cuando surgen causas excepcionales o de fuerza mayor que impiden realizar el viajes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios