España cubre el 100% de sus emisiones de deuda pública previstas este año

  • El Tesoro plantea aprovechar las subastas pendientes para amortizar letras a corto plazo aprovechando la mejoría de los mercados

El Tesoro Público español colocó ayer 3.500 millones de euros en bonos con vencimiento en abril de 2017, a un interés del 2,119%, con lo que prácticamente ha cubierto ya el 100 % de sus necesidades de financiación para todo el año. España ha captado 120.600 millones de euros en deuda a medio y largo plazo dentro del programa regular, lo que supone el 99,4% de la emisión prevista para todo 2013, que asciende a 121.300 millones, según datos recopilados por Efe. Los 3.500 millones de euros colocados ayer coinciden con el objetivo máximo de la emisión, que ha tenido una demanda de 8.789 millones de euros.

En esta última semana, el Tesoro español ha logrado captar más de 8.000 millones de euros, ya que este mismo martes, adjudicó otros 4.549 millones en letras a seis y doce meses. Una subasta que se saldó con una importante demanda y con rebajas de tipos de interés, que en el caso de las letras a un año fue el mínimo de toda la serie histórica.

El Tesoro Público mantendrá el calendario de emisiones en 2013 pese a haber completado su objetivo de emisión del año con la subasta de este jueves, aunque estudia la posibilidad de apostar por el largo plazo para aumentar la vida media de la deuda y subastar menos de lo previsto en letras.

Fuentes del Tesoro explicaron que tampoco se utilizarán las emisiones pendientes para adelantar parte de la financiación del 2014, como se hizo el año pasado, aunque sí se modificará la estrategia de emisión.

En concreto, el organismo estudia la posibilidad de amortizar con emisiones de bonos y obligaciones una parte de los vencimientos de letras para aprovechar las circunstancias favorables del mercado.

El objetivo de financiación neto del Estado de 2013 ascendía aproximadamente a 71.000 millones de euros. Según la estrategia presentada a principios de año, la cifra se obtendría mediante la combinación de bonos y préstamos a medio y largo plazo (59.000 millones) y de letras (12.000 millones).

Una vez alcanzado el objetivo de emisión para 2013, el Tesoro baraja la posibilidad de reducir la oferta de letras (12.000 millones) y aumentar la de bonos y obligaciones (59.000 millones) en función de la demanda del mercado.

El objetivo, tal y como han señalado las mismas fuentes, es apostar más por el largo plazo ahora que ha aumentado considerablemente la confianza en el país y elevar, de esta forma, la vida media de la deuda española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios