España capta 2.515 millones en letras a tres y nueve meses con intereses próximos al 0%

  • Concretamente, se sitúan en el 0,009% y en el 0,126% respectivamente, los niveles más bajos de la serie histórica

España ha captado este martes 2.515,64 millones de euros en letras a tres y nueve meses con intereses próximos a cero, los más bajos de la serie histórica en ambos casos. De esa cantidad, 447,05 millones de euros se han colocado en letras a tres meses, con un interés del 0,009%, el más bajo desde que hay registros para este plazo. Los otros 2.068,59 millones de euros han salido en letras a nueve meses, con una rentabilidad del 0,126%, también la menor de la historia para esta referencia. 

La subasta se ha saldado con una fuerte demanda de los inversores, que ha alcanzado los 8.415,64 millones de euros, con lo que la ratio de cobertura ha sido de 3,3 veces. En la última emisión de letras a tres y nueve meses, celebrada en enero, el Tesoro captó en total 2.562 millones de euros, también con intereses próximos a cero. En concreto, 2.000,63 millones salieron a nueve meses con una rentabilidad del 0,143% y los otros 561,32 millones se colocaron a tres meses con un rendimiento del 0,03% 

España ha terminado de esta forma tan exitosa las pujas previstas para el mes de febrero, sin que haya influido en lo más mínimo el delicado momento que atraviesan las relaciones entre Grecia y sus socios europeos por las condiciones de la prórroga del crédito del rescate concedido al país. 

La posibilidad de un contagio a otros países periféricos de la zona del euro o que han tenido que solicitar ayuda a Europa, como Portugal, Irlanda o España, es cada vez menor y, en el caso español, prácticamente inexistente. El Tesoro no ha dejado de reducir sus costes de financiación y en algunos casos, como en el de las letras a 3 meses subastadas hoy, ha llegado a rozar los intereses negativos en sus emisiones, lo que también ocurrió en la subasta de letras a 6 y 12 meses celebrada la pasada semana. 

De ser un activo "tóxico" y al borde del rescate, España ha pasado a percibirse como un refugio para inversores, como refleja en el mercado secundario el interés del bono español a diez años, que se toma como referencia para medir la prima de riesgo, que en estos momentos caía al 1,370%. 

Tras la subasta, la prima de riesgo española caía a 99,7 puntos básicos, un nivel en el que no cierra desde el 13 de mayo de 2010, antes de que el anterior Gobierno anunciara su primer paquete de medidas para afrontar la crisis, y coincidiendo con el inicio de las negociaciones del rescate de Grecia. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios