España rescata la intervención en los mercados para la nueva PAC

  • Puxeu plantea reforzar las OCM y una reserva presupuestaria para situaciones "graves"

Comentarios 1

Poco a poco se va definiendo el modelo de agricultura que España va a impulsar durante la presidencia española de la Unión Europea. No parece probable que en estos seis primeros meses del año esté ya más o menos definida la Política Agrícola Común de después de 2013, pero lo que sí es seguro es que el debate se va a intensificar. Un ejemplo es el Congreso Europeo de Jóvenes Agricultores, que se celebra estos días en Huévar del Aljarafe (Sevilla) y que está organizado por Asaja.

Ayer, el secretario de Estado de Medio Rural y Marino, Josep Puxeu, lanzó nuevas ideas. Por ejemplo, abogó por rescatar la intervención en el mercado, algo paulatinamente abandonado con las sucesivas reformas. Por ejemplo, en momentos puntuales, cuando un sector esté sometido a una "crisis grave", hay que "mantener los niveles de compra y de retirada del producto". Un ejemplo práctico es lo que ha ocurrido recientemente en toda Europa con el sector lácteo. Al final la UE ha intervenido con ayudas, pero lo ha hecho tarde, después de que Francia y Alemania respondieran a la crisis con aportaciones propias.

Puxeu asegura que, en agricultura, cuando un sector sufre un daño, éste es difícilmente reparable. ¿Por qué? No hay relevo generacional. El abandono de explotaciones implica normalmente su desaparición para siempre. Un dato: sólo el 8% de los agricultores europeos tienen menos de 35 años. Según el secretario de Estado, uno de los retos de la próxima PAC será recuperar "una generación de emprendedores que esta crisis ha matado, y para ello harán falta fondos europeos".

La corrección del mercado se completaría, según la propuesta que enviará España a la Comisión Europea y al Parlamento, con modificaciones de las distintas OCM (Organizaciones Comunes de Mercado). Se trata de que la capacidad operativa de estos instrumentos se incremente de forma significativa para evitar "distorsiones en la cadena de valor". Sin ningún complejo Puxeu habla de un "blindaje" frente a las políticas de competencia de la UE.

Puxeu se rebeló contra el revuelo que ha ocasionado la presunta propuesta española de subvencionar con cien euros por hectárea a cada agricultor, independientemente del cultivo, los derechos históricos o la producción. "Alguien se ha fumado algo", dijo. El alto cargo afirmó que sólo es un elemento introducido en el debate para la discusión, sin que ni siquiera llegue a la categoría de propuesta.

Afirmó, por otro lado, que la reducción de presupuesto en el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural está cifrada en 501 millones de euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios