España sigue en recesión

  • El Banco de España anuncia que el PIB cayó un 0,1% en el último trimestre de 2009.

Comentarios 8

La economía española continuó en recesión en los últimos tres meses de 2009, al registrar una caída del 0,1% respecto al anterior trimestre, según el Banco de España, que calcula que en el conjunto del año pasado el Producto Interior Bruto (PIB) retrocedió el 3,6%.

El organismo supervisor, que señala que en términos interanuales el deterioro del cuarto trimestre fue del 3,1%, y el del empleo del 6,1%, apunta que en ese periodo la caída de la demanda interna -consumo e inversión- fue menos pronunciada (del 4,8%) gracias a algunas de las medidas de estímulo económico que, recuerda, son transitorias. Con el dato de octubre a diciembre la economía española acumula siete trimestres de caídas trimestrales y cinco de retrocesos interanuales, mientras que el deterioro del conjunto de 2009 es el mayor de las últimas décadas según recuerda el Banco de España. Una caída que, admite, no sólo se ha producido en consonancia con la recesión mundial, sino también por los "desequilibrios acumulados durante la fase expansiva".

En su último boletín económico, el Banco de España apunta que el consumo de los hogares podría haber registrado ya un "ligero" crecimiento trimestral -tras siete trimestres de caídas- empujado sobre todo por las compras de automóviles. No obstante, el consumo privado sigue siendo muy débil por el deterioro del empleo y las restricciones de crédito, y hace que el ahorro siga aumentando. El organismo que preside Miguel Ángel Fernández Ordóñez recuerda además que la compra de coches puede estar reflejando una anticipación en las decisiones de gasto para los bienes duraderos, que se volvería a retraer así en próximos trimestres.

El sector de la automoción también ha empujado algo la inversión en bienes de equipo, que no obstante sigue mostrando caídas debido a la "gran incertidumbre" sobre la recuperación de la demanda dentro y fuera de España, así como por las dificultades que continúan teniendo las empresas para conseguir financiación. En el caso de la construcción, la caída de la inversión se moderó algo en el cuarto trimestre a pesar de seguir siendo muy elevada. El boletín subraya el "freno" que ha mostrado la caída de la compraventa de viviendas en los últimos meses del año pasado, gracias a una mejora de la accesibilidad ante los descensos de los precios y de los tipos de interés. Sin embargo, recuerda que siguen pesando factores como el desempleo y la restricción del crédito, que hacen que no despeguen las transacciones inmobiliarias. Por el lado público, se mantuvo el impulso de la obra civil, gracias a las actuaciones ligadas al Fondo Estatal de Inversión Local.

Frente a la todavía débil demanda interna, el sector exterior volvió a hacer una aportación positiva a la evolución del PIB -de dos puntos-, aunque en menor medida que en el tercer trimestre. El Banco de España explica que siguen mejorando los intercambios comerciales con el exterior gracias a un contexto internacional menos desfavorable, sobre todo por la salida de la recesión de las principales economías avanzadas. Advierte no obstante de que la apreciación del euro en el cuarto trimestre ha hecho empeorar los indicadores de competitividad-precios de España frente a los países desarrollados.

En el último trimestre del peor año en décadas para la economía española la actividad de los distintos sectores continuó cayendo, y lo hizo en su conjunto un 4%. En cuanto al empleo, el boletín calcula una caída interanual del 6,1% en el cuarto trimestre, con lo que en el conjunto de 2009 la ocupación habría caído una media del 6,7%. El Banco de España subraya sin embargo que la caída de la ocupación fue en los últimos tres meses del año 1,2 puntos inferior a la del tercer trimestre, y destaca que ese menor descenso del empleo habría afectado a todas las ramas de la economía, sobre todo a la construcción y a la industria.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios