El Euríbor ignora la bajada de tipos y roza máximos por la falta de confianza

  • El principal indicador hipotecario se situó ayer en el 5,512%, pese a la rebaja conjunta del precio del dinero a ambos lados del Atlántico · El BCE abre una línea de crédito de emergencia y sin límite

Los tratamientos médicos se agotan y la sangre (liquidez) sigue circulando con cuentagotas por el sistema financiero internacional. Ningún banco se fía de la salud del resto de entidades, especialmente después de la espiral de quiebras y rescates públicos de bancos desatada tras el colapso de Lehman Brothers el pasado 15 de septiembre, y el mercado de préstamos interbancario sigue casi seco.

La bajada de tipos de medio punto porcentual coordinada el miércoles por las autoridades monetarias a ambos lados del Atlántico, unida a las inyecciones de fondos públicos anunciadas por España, Reino Unido o Italia, no lograron ayer disipar esta desconfianza generalizada ni, en consecuencia, reactivar el interbancario. En este diagnóstico coincidieron ayer (ver textos adjuntos) tanto Pedro Solbes, ministro de Economía, como Miguel Blesa, presidente de Caja Madrid, o Juan Ramón Quintás, presidente de la CECA, durante el II Foro de Cajas de Ahorros organizado por la propia CECA.

Ante ello, el Euríbor, principal indicador hipotecario en España y cuya cotización emana precisamente de los tipos de interés que se cobran unos bancos a otros, cerró ayer en el 5,512%. Roza así su máximo histórico intradía -alcanzado el pasado 2 de octubre en el 5,526%- y sitúa la tasa media en lo que va de mes por encima del 5,5%. A cierre de septiembre, estaba en el 5,384%.

El diferencial entre la tasa de los tipos de interés y el Euríbor, que venía siendo de entre 0,60 y 0,70 puntos, según la Asociación Hipotecaria Española, se sitúa así en 1,75 puntos. De momento, y con los datos del mes de octubre, una hipoteca contratada hace un año por un importe medio de 150.000 euros con un plazo de amortización de 25 años experimentaría un incremento de casi 80 euros al mes o más de 900 euros al año.

Para tratar de mitigar la sequía crediticia, el Banco Central Europeo adjudicó ayer la cantidad récord de 100.000 millones de dólares (73.000 millones de euros) entre 66 entidades financieras de la Eurozona. Además, el guardián del euro confirmó la promesa realizada ayer por su presidente Jean-Claude Trichet, de proporcionar liquidez ilimitada a los bancos a través de sus operaciones de refinanciación a un tipo fijo del 3,75%.

De este modo, el BCE pondrá en práctica esta nueva medida de auxilio para el sector bancario desde la próxima subasta de liquidez, que tendrá lugar el 15 de octubre, y apuntó que la medida "continuará aplicándose por tanto tiempo como sea necesario, al menos hasta el 20 de enero".

A este respecto, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, explicó en el citado foro de cajas de ahorros que la decisión del instituto emisor europeo es "importantísima", tanto para garantizar la liquidez como para dar tranquilidad a las entidades.

73.000

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios