El Euríbor supera el 5,5% por primera vez en su historia

  • El Euríbor ha marcado este miércoles el 5,505 por ciento, el mayor nivel de sus casi diez años de historia

Comentarios 1

El Euríbor ha marcado el 5,505 por ciento, el mayor nivel de sus casi diez años de historia que, de mantenerse durante el mes de octubre, produciría en las hipotecas suscritas hace un año subidas de más de 900 euros al año.

En octubre de 2007 el Euríbor se situaba en el 4,607 por ciento, con lo que la cuota de una hipoteca media de 150.000 euros a 25 años pasaría de alrededor de 845 euros a más de 920, casi 80 euros más al mes.

El Euribor es el tipo de interés al que las entidades financieras se prestan dinero en el mercado interbancario del euro y es el indicador más utilizado, aunque no el único, para el cálculo de hipotecas.

En principio, su trayectoria está ligada a la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), y suele subir cuando éste tiene previsto subir los tipos de interés.

Sin embargo, en los últimos meses el indicador ha incrementado en exceso el diferencial sobre los tipos de interés en la Eurozona, reflejando en mayor medida las tensiones que imperan en el mercado interbancario.

Así, el Euribor cerró ayer septiembre en el 5,384 por ciento, su segundo máximo histórico mensual tras el marcado en julio, del 5,393 por ciento, lo que supone una diferencia de más de un punto porcentual por encima del tipo de interés en la Eurozona, que es del 4,25 por ciento.

En condiciones normales el Euríbor no debería superar al tipo de interés en la Eurozona por más del 0,30 o el 0,50 por ciento.

Si mañana el BCE decidiera aplicar una rebaja de la tasa de interés en la Eurozona, posibilidad que los analistas consideran "improbable pero posible", el Euribor debería empezar a relajarse.

No obstante, el elemento fundamental lo constituye ahora el precio del dinero en el mercado interbancario, al alza dada la extrema desconfianza que reina entre entidades.

Los bancos apenas consiguen liquidez en el mercado de dinero y prefieren acudir al BCE aunque sea a un tipo de interés más bajo pero más seguro del que conseguirían en el mercado.

Por todo ello, lo cierto es que los analistas no se atreven a adelantar un pronóstico para lo que queda de año.

Ignacio Cantos, de Atlas Capital, aventura que el Euríbor podría estabilizarse "si el BCE bajara los tipos" y si se "normalizara" el mercado interbancario.

Otros, como Julián Benavente, de Capital Market, son más cautos.

El BCE, dice, está poniendo toda la carne en el asador, y ya se debería ver el efecto de las inyecciones de dinero de los últimas semanas, aunque lo cierto es que impera una desconfianza absoluta entre bancos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios