La Eurozona decide la suerte de Grecia

  • Algunos socios exigen una supervisión permanente de Atenas para aprobar el rescate.

Los 17 socios del Eurogrupo estaban ayer muy cerca de concluir, tras varios intentos fallidos, la aprobación de las líneas generales del segundo programa de salvamento de Grecia, gestado por la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), después de los nuevos y dolorosos esfuerzos de ajuste decididos por Atenas.

"Creo que podríamos llegar a un acuerdo final. Ya no nos queda tiempo", comentó el primer ministro luxemburgués y presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker. El ministro español de Economía, Luis de Guindos, aseguró que el "90%" de los temas pendientes ya están cerrados.

Alemania, que sigue teniendo la llave final del acuerdo, expresó sin embargo un cauto optimismo. El ministro germano de Finanzas, Wolfgang Schäble, se mostró convencido de que habrá acuerdo aunque matizó que habrá que pulir todavía numerosos detalles.

Si llega a buen puerto el pacto, los 16 socios de Atenas en la Eurozona darían su bendición a los últimos ajustes en Grecia, para recortar hasta 3.300 millones de euros en varias etapas, y de esa manera dar visto bueno al segundo bote salvavidas, por 130.000 millones de euros, que evite la suspensión de pagos helena. El ministro heleno de Finanzas, Evangelos Venizelos, aseguró que su país ya ha cumplido todo lo que prometió a la UE y al FMI en materia de ajustes. "Esperamos que ahora se ponga término a un largo período de incertidumbre", comentó Venizelos.

Fiel a su habitual línea dura en el marco de la crisis helena, el ministro holandés de Finanzas, Jan Kees de Jager, pidió una "supervisión permanente" de la economía de Grecia para evitar que el país vuelva a salirse de las normas de estricto control presupuestario. Así, los acreedores de Grecia no deberían tener que preocuparse de comprobar que el país acomete los ajustes y toma las medidas que se le exigen a cambio del segundo rescate.

Simultáneamente, Grecia negociaba con sus acreedores privados un incremento de la quita de la deuda por encima de los 100.000 millones de euros ya acordados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios