Expertos abogan por simplificar la factura del agua y flexibilizar la ley

Hacer que el cliente entienda la factura del agua, que sea más concreta y contenga los datos más imprescindibles es uno de los retos que ayer se puso sobre la mesa en la celebración de la jornada técnica Presente y futuro de la gestión comercial del agua, organizada por el Grupo Joly y patrocinada por Aquagest Andalucía. La cita reunió a cerca de un centenar de expertos y técnicos del sector del ciclo integral del agua. La jornada sirvió, además, para hacer ver que hay demasiadas normas reguladoras del sector y que impiden el desarrollo efectivo del sistema.

A la cita acudió el director general de Aquagest Andalucía, Antonio Milla, quien apostó por simplificar la actual normativa. A su juicio es más que necesario "hacer un esfuerzo para que haya menos normas y se reduzca la complejidad" que existe en España. Milla aseguró que esta reducción de leyes supondría "una mejora en la eficiencia real del servicio".

Se trata de una demanda a la que aludieron todos los participantes de la mesa redonda La gestión del ciclo comercial del agua en las empresas de abastecimiento de Andalucía y que contó con la presencia del presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento, Roque Gistau. A su juicio, es más que necesario "simplificar los procesos para ser competitivos". Gistau, que fue presidente de la Expo Zaragoza 2008, incidió en la necesidad de "simplificar" el proceso y las leyes, además de la necesidad que tiene el sector del abastecimiento de agua de incorporar las nuevas tecnologías. Gistau abogó por la puesta en marcha de una carta de compromiso con los clientes para que se sepan "las obligaciones de cada parte".

Gistau también aludió a otra de las necesidades del sector dada la actual coyuntura económica. En su intervención, el que fuera director del Canal de Isabel II insistió en la necesidad de "ajustar los costes y no dar más de lo que la gente necesita". Gistau hizo una velada crítica a la tendencia que tienen algunas empresas de ofrecer más servicios de los que se necesitan en los buenos momentos económicos y, por eso, subrayó en varias ocasiones en que hay que "dar lo que se pide, no más, y no sobrepasarse".

La actual reglamentación "genera incertidumbre", aseguró el gerente de la Empresa Municipal de Aguas (Emacsa), Arturo Gómez, quien apostó por la necesidad de que "no haya servicios subvencionados ni criterios diferentes a la hora de la prestación de servicios".

La simplificación de la factura del agua fue otra de las peticiones que lanzaron los expertos. El director gerente de la Empresa de Agua de Granada (Emasagra), Jesús Angulo, reconoció que con las facturas que se remiten "hemos conseguido confundir a los clientes" y, por eso, "hay que simplificarlas". Destacó el caso de las facturas que se emiten en Granada, que "llegan en dos folios", por lo que incidió en que los recibos del agua no incluyan "datos exhaustivos".

Para el gerente de Emasagra es más que necesario que "de una vez por todas haya una norma clara para el funcionamiento de las aguas". Es más, incidió que "no tiene sentido que haya tres cuencas para un mismo río" y lamentó que esta situación haya provocado que en los tres últimos años se hayan paralizados "decisiones estratégicas". Para Angulo, sería más recomendable que haya "unidad en las cuencas" y que la gestión sea igual para todo el país. Por ello, hizo una petición de "unidad de criterios" con la intención de que conseguir una cierta "estabilidad en un periodo largo del tiempo".

A la jornada técnica también acudió el gerente de la Empresa Provincial de Aguas de Córdoba (Emproacsa), Luis Moya, quien quiso dejar claro que el servicio que presta esta entidad provincial es más limitada y tiene un margen de maniobra menor debido al perfil de sus clientes, más ligados al ámbito rural. Para Moya, es más que necesario ofrecer a cada usuario "atención personalizada". Moya señaló que en tiempos de crisis es mejor "reiventarse que inventar nuevos servicios", así como "mantener la calidad". En definitiva, "dar más por menos". El gerente de Emproacsa también puso de manifiesto la necesidad de "medir las inversiones" que se realizan en su área de trabajo, así como en la heterogeneidad de los municipios.

Otro de los puntos abordados se centró en incorporación de las nuevas tecnologías a sus clientes y también en ofrecer una mayor rapidez en las respuestas y hacer infraestructuras inteligentes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios