El FMI dice que EEUU crecerá un 1% en 2008, más que lo previsto

  • La economía de Estados Unidos creció un 0,9%, en términos anuales, entre enero y marzo, frente al 0,6% del último trimestre de 2007

El FMI elevó hoy en medio punto su previsión de crecimiento para Estados Unidos, cuya economía se expandirá un 1 por ciento este año, tras constatar un desempeño mejor que lo esperado en el primer trimestre.

"Los datos de productividad fueron muy favorables en el primer trimestre", dijo John Lipsky, el "número dos" del Fondo Monetario Internacional (FMI), en una rueda de prensa.

La economía de Estados Unidos creció un 0,9 por ciento, en términos anuales, entre enero y marzo, frente al 0,6 por ciento del último trimestre de 2007, según los últimos datos oficiales.

El Fondo también aumentó su cálculo de crecimiento para 2009, cuando la mayor economía del mundo se expandirá un 0,8 por ciento. En abril había previsto crecimientos del 0,5 por ciento este año y del 0,6 por ciento en 2009.

No obstante, el organismo pidió no echar las campanas al vuelo y Lipsky indicó que la recuperación será más lenta que lo experimentado en Estados Unidos tras períodos de debilidad económica.

Para la segunda mitad de este año, el FMI prevé un crecimiento menor que la media en todos los países industrializados.

En cambio, los países emergentes serán un baluarte económico, lo que ayudará a remolcar a las naciones ricas, a juicio del organismo.

En América Latina en particular el peligro es la inflación, más que una ralentización económica, según destacó en la rueda de prensa Anoop Singh, encargado de esa región en el Fondo.

Dado que las cifras económicas de Estados Unidos han sido mejores que lo anticipado, el Fondo recomendó a la Reserva Federal mantener las tasas de interés inalteradas, tras las reducciones drásticas desde agosto, cuando los problemas en el mercado inmobiliario fueron el detonante de la turbulencia financiera que aún perdura.

Los analistas privados coinciden en que el Comité del Mercado Abierto del banco central estadounidense comparte la visión del Fondo y que no tocará el precio del dinero en su reunión del próximo martes y miércoles.

Para la institución multilateral hay "señales" de que las perspectivas de inflación están al alza en Estados Unidos.

Por ello, dijo que es posible que la Reserva Federal tenga que elevar las tasas de interés "rápidamente" una vez que se consolide la recuperación económica.

En todo caso, el Fondo quiso curarse en salud y destacó que el "carácter extraordinario" de las crisis financiera e inmobiliaria "genera una gran incertidumbre" a la hora de estimar el probable desempeño de la economía.

Por un lado, afirmó que es posible un recuperación más rápida y por el otro, dijo que "existe una posibilidad preocupante" de que la ralentización económica genere nuevas pérdidas bancarias.

En el ámbito financiero, el Fondo dio crédito a la Reserva Federal por aumentar la liquidez, con lo que han mejorado las condiciones en los mercados, pero no descartó que vuelvan los problemas que llevaron al colapso del banco de inversión Bear Stearns.

Si eso sucediera, sugirió al banco central prorrogar el vencimiento de los préstamos que extiende a las instituciones financieras.

En el terreno inmobiliario, para el Fondo "resulta claro" que los precios bajarán aún más y dijo que existe el riesgo de una caída "excesiva", mayor de lo que estaría justificado, como suele suceder cuando estallan las burbujas económicas.

Por ello, el organismo dijo apoyar las propuestas debatidas actualmente en el Congreso de Estados Unidos para extender nuevas ayudas a los propietarios con dificultades económicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios