El FMI mejora en dos décimas el crecimiento de España para 2011, hasta el 0,8%

  • Este pronóstico se sitúa muy por debajo de las previsiones del Gobierno, que espera un crecimiento del 1,3% para este año y del 2,3% para el que viene.

Comentarios 1

España crecerá un 0,8% este año, dos décimas más que lo adelantado en enero por el Fondo Monetario Internacional (FMI), que mejora también en una décima su previsión para 2012, hasta el 1,6%. Estos pronósticos se sitúan, sin embargo, muy por debajo de las previsiones del Gobierno español, que espera un crecimiento del 1,3% para este año y del 2,3% para el que viene. 

El Fondo, que publicó su informe semestral Perspectivas Económicas Mundiales, prevé que el índice de desempleo se sitúe este año en el 19,4%, algo por debajo del 19,8% que espera el Gobierno español. Para 2012, el desempleo en España será del 18,2%, frente al 18,5% previsto por el Gobierno, añade el pronóstico del Fondo. La inflación, según el FMI, será del 2,6% este año y del 1,5% el próximo. El Fondo espera, por otro lado, que el déficit por cuenta corriente alcance el 4,8% del Producto Interior Bruto (PIB) este año y el 4,5% en el próximo ejercicio. 

El organismo, que dedica un apartado especial dentro del informe a los conocidos como países periféricos de la Unión Europea, señala que el déficit por cuenta corriente de Irlanda y "en menor medida" el de España se sitúan en niveles más sostenibles. Distinta es la situación en Grecia y Portugal, donde los déficit, equivalentes al 10,4% y al 9,9% del PIB en 2010, respectivamente, siguen siendo "excesivamente elevados". Portugal, que ha solicitado ayuda a la Unión Europea y al FMI, para afrontar la crisis de deuda, será, después de Grecia, el país con peor evolución económica este año en Europa, con una contracción esperada de su PIB del 1,5%. Portugal seguirá en terreno negativo en 2012, con una contracción prevista por el FMI del 0,5%. 

El Fondo destaca el significativo incremento en las exportaciones que han logrado Irlanda, Portugal y sobre todo España, como parte del proceso de ajuste ante la crisis. El organismo destaca, por otro lado, que la moderación salarial ha tenido un papel relativamente modesto en Grecia, Portugal y España, donde los mercados laborales son menos flexibles que en otros países periféricos de la Unión Europea como Estonia, Letonia y Lituania. 

El FMI prevé que la zona del euro crezca un 1,6% en 2011 y un 1,8% en 2012 

Por otro lado, el FMI pronosticó que la zona del euro crecerá un 1,6% este año y un 1,8% en 2012, una décima más en ambos casos de lo que el propio organismo había previsto en enero. El FMI señala en su informe que se trata de una recuperación "modesta" y "desigual", en la que la actividad económica real crece por debajo del potencial y el desempleo todavía es elevado. El estudio identifica diferencias "sustanciales" entre las distintas economías. 

Menciona, en ese sentido, que el nivel de capacidad ociosa es superior en los países de la periferia de la zona del euro a la de las mayores economías emergentes de esa misma área que operan ya a plena capacidad o por encima de ella. El organismo destaca que la crisis de deuda que ha afectado a países periféricos como Irlanda, Grecia y ahora Portugal, se ha logrado limitar a los países afectados y no se ha contagiado al resto de Europa. 

Aun así, el informe insiste en las "divergentes" perspectivas de crecimiento en los países de la región, que reflejan, sobre todo, diferencias en los balances del sector público y privado y las distintas políticas macroeconómicas en marcha. En Alemania, por ejemplo, se prevé que el crecimiento se modere desde el 3,5% del 2010 al 2,5% este año. Pese a esa contracción, el país avanzará por encima de las otras grandes economías de la zona del euro como Francia, que se espera repunte un 1,6%. 

El Fondo alerta de que persisten los riesgos en la zona del euro. A corto plazo, las tensiones relacionadas con la deuda soberana y el sector bancario en los países más vulnerables de la zona euro plantean una "amenaza significativa" a la estabilidad financiera y el crecimiento, según el FMI. El Fondo destaca que la situación obedece a la "continua debilidad" entre las instituciones financieras de muchas de las economías avanzadas de la región, así como a la falta de transparencia sobre su exposición. 

El organismo indica que la posibilidad de que los precios de las materias primas suban por encima de las expectativas es otro de los riesgos para el crecimiento. El Fondo considera que el principal riesgo a medio plazo es que los desequilibrios fiscales y de competitividad en los países periféricos y la falta de una acción decidida para abordar las debilidades en los sectores bancarios de muchos países de la región conduzcan a un periodo prolongado de lento crecimiento.

El informe califica de "crítica" la necesidad de reducir la incertidumbre sobre la calidad de los activos bancarios, aumentar el capital de las entidades viables e identificar y solucionar los problemas en los bancos. El FMI considera que países como España han hecho más avances en ese frente que otros. El organismo advierte de que sin las reformas necesarias, los sistemas financieros en Europa seguirán siendo vulnerables, el crédito podría volver a sufrir presiones y la recuperación económica resentirse. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios