Facua anima a reclamar a los afectados por la huelga de Iberia

  • Facua llama a las autoridades a establecer inspectores que controlen el trato que Iberia le dará a los perjudicados.

Comentarios 6

La cancelación de 430 vuelos para este lunes y martes como consecuencia de la huelga de los tripulantes de cabina de Iberia ha llevado a las asociaciones de consumidores a recomendar a los afectados que reclamen compensaciones económicas.

En concreto, el portavoz de Consumidores en Acción, Rubén Sanchez, ha recodado que “el nivel de reclamaciones en los sectores aéreos es tan bajo que no consigue forzar ni al gobierno ni a las compañías para que se tomen en serio a los consumidores” añadiendo que “la experiencia nos demuestra que existe absoluta dejadez por parte de la administración y de las responsables a la hora de gestionar los enormes retrasos”.

Si bien es verdad que serán millones de personas las afectadas por esta huelga, muchas veces la poca o nula información que los usurarios tienen al respecto les lleva a optar por hacer la vista gorda y no complicarse la vida. Con el fin de evitar esta última opción Facua explica cuáles son los pasos a seguir para que los afectados defiendan sus derechos.

En primer lugar, si se produce la cancelación de un vuelo, Iberia estará obligada a garantizar al consumidor uno alternativo, que podrá ser de la misma compañía o de diferente. Aquí el usurario determinará si la oferta le interesa, o en caso contrario, procederá a pedir la devolución del dinero.

Así surge el segundo paso que es la petición de una compensación económica por la pérdida o el retraso del avión, la cual según el reglamento europeo 261 oscilará entre 250 euros para vuelos de hasta 1.500 km, 400 para aquellos que sean dentro de la UE de más de 1.500 km y, finalmente para los vuelos transatlánticos la cuantía puede llegar gasta los 600 euros.

Paralelamente a la compensación económica, la compañía aérea tendrá que correr con los gastos de manutención producidos, es decir, proporcionar a los pasajeros que se encuentren a la espera desayuno, comida o cena e incluso si fuera necesario alojamiento. En este sentido, Sánchez hizo hincapié en “que la mayoría de las ocasiones las compañías no ofrecen al afectado información sobre estos derechos y se tiene que enterar por voces ajenas , si es que se enteran”.

Pero la cosa va aún más allá, ya que además del pago de la comida y de las compensaciones directas, cabría la posibilidad de la petición de una indenización por daños y prejuicios económicos o morales, cuyo caso más claro se daría cuando el viajero ha perdido la conexión con otro vuelo por el retraso con el que ha llegado a su primer destino. En esta situación el perjudicado se encuentra ante una causa de fuerza mayor, por lo que él no tendrá ninguna responsabilidad y la segunda compañía estaría obligada a ser más flexible y devolverle el dinero del billete; más si ésta ultima no estuviera dispuesta, Iberia tendría, como causante de tal perjuicio, que correr con todos los gastos.

Esta misma reclamación también cubre los daños morales o económicos relacionados tanto con el trabajo como con el tiempo de ocio que se ha visto alterado por la incidencia. Si el usurario se ver reflejado en esta última opción, tendrá que acudir a una asociación de consumidores o a un abogado, los cuales les ayudará a tasar dicho daño, presentando posteriormente este documento a la compañía.

Aprovechando la ocasión, Facua ha mencionado que “no es la primera vez que los clientes se ven maltratados por negligencia de las compañías que no los atienden como deberían e intentar eludir su responsabilidad esgrimiendo que una huelga es una causa de fuerza mayor para ellos”, argumento que para nada es compartido por la asociación de consumidores quien entiende “que una huelga es algo absolutamente previsible y más en Iberia donde éstas se dan cada dos por tres”.

Por ello la misma ha hecho un llamamiento al gobierno “pidiendo que se monitorice Iberia durante el periodo que dure esta paralización, poniendo inspectores a los aeropuerto que evalúen cómo se esta tratando al público ya que “sospechamos que esto no está ocurriendo así”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios